#TRI ‘Oe, oe, oe, oe, Temo, Temo’

Por: , 29 de mayo de 2014, en la Categoria: Nacional
Click para ampliar la imagen

La afición lo sabía y lo tenía presente quizá hasta más que el hecho de que este jueves el Tri emprenderá su viaje con destino a Brasil. Lo que valía gran parte del boleto de este miércoles era ver a ese jugador con el ’10’ en la espalda, la cinta de capitán en el brazo y la calidad acostumbrada en sus pies. Cuauhtémoc fue homenajeado por un pletórico Azteca que lo vio celebrar más de un centenar de veces, ya sea con la casaca de la Selección o la del América.

Aficionados con playeras conmemorativas del homenaje a Blanco, gritos constantes de ‘Cuauhtémoc, Cuauhtémoc’ que bajaban desde las gradas, el anuncio de las alineaciones en la que destacó por encima de todos cuando llegó el momento de nombrar al ’10’ y ovación cada vez que tocaba el balón, el jugador de 41 años siempre fue el estelar de la noche.

Tanto así era el festejo del 10 que hasta fue el encargado de dar el punterazo con el que se inició el partido. En plena preparación para el Mundial, incluso daba la sensación que una de las peticiones desde el banquillo era darle el balón a Cuauhtémoc para que luciera su calidad inigualable una vez más con la casaca del Tri.

Por si faltara algo a la noche de Blanco, el propio jugador salió en uno de esos tantos cotejos con la inspiración al límite. Pases medidos a los pies, taconazos que arrancaban aplausos inmediatos, centros exactos y la lucha de siempre. No desentonó ni un segundo de los 38 minutos que jugó para luego ser reemplazado por Raúl Jiménez.

Fue ahí cuando llegó el momento de despedirse, darle la cinta de capitán a Jesús Corona y recibir abrazos de parte del propio portero, de Paul Aguilar y Francisco Javier Rodríguez para después llegar a la banca y reunirse con los sustitutos del Tri que lo recibieron de pie y con aplausos, mientras el Azteca se puso de pie y lo vitoreó sin cesar. ‘Oe, oe, oe, oe, Temo, Temo’, despidieron al futbolista.

Llegó el momento del silbatazo de finalización del primer tiempo y Blanco recibió su reconocimiento de parte de la delegación mexicana que se reunió en el centro del campo para ello. Tras ello llegó la vuelta olímpica a la cancha del Azteca junto a algunos de sus familiares y a Ángel ‘Coca’ González, el visor que los descubrió, mientras en las pantallas del estadio se transmitían algunas de sus jugadas memorables con el Tri y mensajes de los que fueron sus compañeros esta noche.

Cuauhtémoc tomó el micrófono y emocionado por lo vivido también se dio tiempo para agradecer a la afición que en todo momento lo ovacionó: “Buenas noches a todos, muchas gracias a todos, en verdad les agradezco por todo y Viva México, cabrones”, gritó el jugador para después marcharse de la cancha mientras sonaban las golondrinas. Blanco, siempre con los brazos en alto, se despidió con su sombrero de charro bien puesto. ‘Gracias, Cuauhtémoc’, fue el mensaje final del Azteca a uno de sus máximos ídolos.

 

Comenta esta noticia!