Nicolás Castillo, delantero de Pumas se recupera poco a poco de su lesión gracias a la ayuda de su hijo, quien lo apoya mientras realiza sus ejercicios.

En un video se aprecia como el atacante auriazul hace ‘lagartijas’ con su pequeño en la espalda y así mantenerse en forma para cuando llegue su alta médica.

 

La incorporación de Nico con el cuadro del Pedregal, sería de gran ayuda luego de los malos resultados que han arrojado los felinos.