¡Que suene la campana!

Por: , 02 de mayo de 2015, en la Categoria: Internacional
Click para ampliar la imagen

Sin más pretextos. Las dos leyendas del boxeo se enfrentan. Por fin Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao chocan los puños, en el ring del MGM Grand Garden Arena.

El sueño dorado de todo aficionado, aquel que empezó a construirse desde hace cinco años —cuando ambos boxeadores se colocaron como los mejores libra por libra— se materializó.

Estilos contrapuestos. La velocidad de puños y las combinaciones de golpes de ‘Pacman’ tratarán de hacer blanco en la humanidad de ‘Money’, quien, con su velocidad y trabajo de cintura, es un maestro para quitarse los castigos y contragolpear con precisión.

Ambos monarcas ponen en juego sus coronas de peso welter. Floyd ostenta las del Consejo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), por su parte, Manny tiene la de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Pero hay otra joya en juego, se trata del cinturón esmeralda del CMB, que es una edición especial del cinto verde y oro que posee más de tres mil esmeraldas incrustadas en el medallón.

Los laureles de cada guerrero se quedan abajo del cuadrilátero.

Mayweather Jr., el boxeador invencible, con récord de 47-0 y que tan sólo ha caído una vez sobre la lona —en 2001, contra Carlos Hernández— se juega su legado ante Pacquiao, quien colecciona campeonatos en ocho divisiones distintas, desde el mosca hasta el superwelter.

Ayer, en la ceremonia de pesaje, ambos boxeadores enloquecieron a las 11 mil 100 personas que se dieron cita en la Arena del MGM, que por primera vez en la historia pagaron 10 dólares para poder presenciar el protocolo de los púgiles para cumplir con la balanza. En la reventa las entradas alcanzaron precios de hasta 350 dólares.

Manny se ganó a la gente. Cuando llegó al recinto lo ovacionaron sin parar, las loas para el tagalo fueron ensordecedoras. ‘Pacman’ sólo sonreía ante el cariño demostrado por los fanáticos de todo el mundo. Filipinos, mexicanos y hasta algunos estadounidenses están con el no favorito en las casas de apuestas.

Esto poco le importó a ‘Money’, quien lleva 10 peleas ininterrumpidas en dicho escenario y que incluso vive en Las Vegas.

“Lo único que tengo que pensar ahora es en estar concentrado en la pelea”, dijo Mayweather, quien fue abucheado en su presentación.

Pacquiao sonrió, se tomó una ‘selfie’ y subió a la romana. Pesó 145 libras; Mayweather 146. Las leyendas se vieron frente a frente. Floyd con semblante sobrio y sin expresión. Manny con una sonrisa de oreja a oreja.

“Gracias, muchas gracias por hacer que esta pelea pasara”, fue lo que el congresista filipino le dijo a su oponente en aquel momento.

Este combate posee todos los ingredientes necesarios para que se convierta en una batalla de antología: los mejores boxeadores de los últimos años, la pelea con la bolsa garantizada más cuantiosa de la historia (300 mdd), la unión de televisoras antagonistas (HBO, Showtime, Televisa y TV Azteca) y una derrama económica para Las Vegas calculada en 400 mdd.

Deporte, negocio, espectáculo. Dos leyendas que lo darán todo por imponerse en el ring.

Comenta esta noticia!