Dueño del Oro olímpico y de un par de títulos mundiales Sub-17, el futbol mexicano también puede considerarse Campeón para aprovechar las inconsistencias de la FIFA en lo que a la multipropiedad de equipos se refiere.

Con la irrupción de Carlos Slim, el fortalecimiento y expansión de Grupo Pachuca, así como la preexistencia de Televisa y TV Azteca como propietarios de más de un equipo, en el futbol mexicano cada vez son menos manos las que controlan el mayor número de equipos.

Con la última adquisición de Grupo Pachuca, la de Estudiantes Tecos, la multipropiedad que parecía desaparecer cuando Televisa vendió al San Luis en el primer semestre de este año, en realidad vuelve con fuerza, sobre todo porque el consorcio hidalguense podría llegar a tener tres cuadros en Primera División en caso de ascender a los tapatíos, quienes se unirían a sus hermanos Tuzos, y Panzas Verdes de León.

En los Estatutos de la FIFA, específicamente en el segundo punto del Artículo 18, se establece la prohibición para que una persona física o jurídica controle más de un club.

Sin embargo, el artículo se presta a la interpretación y permite el manejo a favor de la regla, porque condiciona dicha determinación a que esta situación ponga en riesgo la integridad del juego.

“En todo caso, el miembro deberá garantizar que ninguna persona física o jurídica (compañías y sus filiales incluidas) controla más de un club si esto crea el riesgo de atentar contra la integridad del juego o de una competición”, explica el documento de FIFA, en el que el “miembro” del organismo mundial sería la Federación Mexicana de Futbol y su Liga MX.

Además de que condiciona la prohibición, sin establecer cuándo se considera que la multipropiedad pone en riesgo la integridad del juego y cuándo no, el Artículo no especifica los límites de la determinación.

Es decir que no contempla el permiso o la prohibición de una empresa como propietaria de clubes en distintas partes del mundo, dada la posibilidad de que se enfrenten en torneos internacionales como Copa Libertadores, Concachampions o incluso Mundial de Clubes.

Aunque de manera remota, esa situación podría suceder con la empresa de Slim, que además de invertir en Pachuca y León, también lo hizo en el Oviedo de la Segunda División española.

Esa situación se agravaría porque la empresa Televisa es dueña del América y Necaxa, este último en Liga de Ascenso, pero con posibilidades de volver a Primera al ser uno de los clubes más sólidos actualmente en su categoría.

Además, está la situación de TV Azteca, dueña de Morelia y Jaguares y, por si fuera poco, la de los hermanos López Chargoy, Jesús como socio del Puebla y Carlos como dueño del San Luis.

 

PERMISIVIDAD Y CONTRADICCIONES

En septiembre del 2008, el Presidente de FIFA, Joseph Blatter, aseguró que se debía aclarar esa situación.

“Hay otros problemas también en México, que es la propiedad de los clubes, que no está en acuerdo con nuestros Estatutos, es un tema delicado, de ese tema delicado quiero hablar definitivamente con los responsables del deporte, o en este caso del futbol mexicano, y lo haremos en un futuro próximo, pero no podemos continuar con esa situación”, expresó a la cadena ESPN.

Sin embargo, durante una visita a la Ciudad de México previo al Mundial de Sudáfrica 2010, Blatter aclaró que la FIFA no es un organismo policial y que sólo intervendría si algún miembro del futbol mexicano emitía una queja formal por dicha situación.

“Naturalmente sabemos, conocemos esta situación en las Ligas de México, en la propiedad de los clubes, pero todavía nosotros no hemos recibido ninguna reclamación o protesta de alguno de los participantes de los clubes que no están de acuerdo con esto”, manifestó.

“Los legalistas puros podrían decir: ‘pero FIFA, tú no haces tu trabajo y deberías intervenir en este tema’. Pero los aficionados del futbol dicen: ‘FIFA, tú no debes ser una policía’. Si no hay una reclamación, si todo pasa bien, y hasta este momento puedo decir que todo pasa bien, nosotros no vemos este tema de intervención”.

Para apuntalar la permisividad de FIFA, el Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Justino Compeán, aseguró hace unas semanas que el “modelo” del futbol nacional es así y de esta manera funciona.

Sin embargo, este lunes el titular de la Liga MX, Decio de María, aseguró que esa situación deberá ser aprobada por la Asamblea de Dueños en febrero próximo.

Pero conocido el temor de muchos equipos por las represalias que las televisoras podrían tomar al verse afectadas, hasta hoy no es el caso en que alguien manifieste su inconformidad, y habrá que ver si puede suceder en la mencionada reunión de Dueños.

Galería