En Atlas son muy Viscerales’: Rubén Omar Romano

Por: , 21 de marzo de 2018, en la Categoria: Nacional
Click para ampliar la imagen

Los números de Rubén Omar Romano con los Rojinegros del Atlas no son para enmarcarse.

El aspecto cuantitativo fue una catapulta para tomar una decisión ‘visceral’, después de haber perdido con Veracruz; pero Rubén también subraya la importancia de lo cualitativo de lo que vivió en los Zorros.

De planear la pretemporada a ser despedido dos meses antes de lo acordado, Romano repasa cómo se va del equipo. “Me hace pensar cosas raras”, sentencia.

En dos meses pocos proyectos pueden ser construidos…

“Por supuesto, además que había firmado por cuatro meses para después hacer una evaluación, pero la evaluación ya la estaban haciendo desde antes, porque después del partido de Puebla estábamos hablando de pretemporada”.

¿Te decepciona que el técnico en México no tenga proyectos?

“Por eso digo que la próxima decisión que tome va a ser un proyecto mucho más serio, en cuanto al periodo, en éste me equivoqué yo”.

¿Fue visceral la decisión por caer con un rival directo por no descender?

“También son las formas. Las formas de cómo ganas y de cómo pierdes. Veía una mejoría en el equipo, el tiempo dirá. Los números son malos, soy autocrítico”.

El director deportivo Fabricio Bassa te dio el aviso…

“Yo no hice la planeación del torneo. No me quejo porque yo lo acepté, había buena comunicación”.

He escuchado que ni Guardiola haría jugar bien a este Atlas. ¿Hoy hubieras preferido no tomar este proyecto?

“Se termina una relación y no sé por qué, si es sólo por lo frío de los números, el contexto, palabras, reforzar al equipo, planear bien, porque sabían perfectamente que se habían equivocado en la planeación, me hace pensar cosas raras”.

¿Quién pierde más: Atlas sin Romano, o Romano sin Atlas?

“Acá no se trata de quién pierde más, pero para mí es un golpe, porque era volver a estar en un campo de juego, donde me gusta estar. Por supuesto que es un golpe fuerte. La gente de futbol analizará y  entenderá las razones”.

Sólo en el futbol mexicano pasa que destituyen a un técnico en la Jornada 2 y al nuevo no le dan ni dos meses de trabajo, ¿es normal?

“Me habían dicho que después de cuatro meses me iban a evaluar. Es la primera vez que lo hago, por la ansiedad, por deseo, por una especie de revancha que tenía con la gran afición del Atlas”.

Comenta esta noticia!