Crosas entrenaba ‘de luto’ como protesta contra Cruz Azul

El jugador se presentaba a la práctica vestido de negro en forma de reclamo por ser marginado del plantel

Por: , 21 de junio de 2016, en la Categoria: Nacional
Click para ampliar la imagen

Marc Crosas va de luto a La Noria. Hasta ayer (lunes), cuando se le negó el acceso, el español se había ejercitado por separado varias semanas, sin que Cruz Azul le diera la ropa necesaria para hacerlo. Mientras el cuadro de los cementeros hacía pretemporada en Barra de Navidad, ubicada en Jalisco, Marc se presentó en las instalaciones vistiendo de negro, como protesta simbólica, con prendas de la marca deportiva que lo representa.
Crosas había decidido mantener la forma física. Por ello se entrenaba hasta este lunes a ‘doble sesión’. En la mañana iba al club, esperando a que el policía de la entrada le abriera la puerta; por las tardes juega futbol en el parque con su hijo.
Y es que a pesar de que tiene contrato de un año, no le permitieron adherirse al grupo en la pretemporada ni en el día a día. Se sabe que Tomás Boy no le contesta el teléfono. El divorcio es inexplicable.

Previo al partido de la última jornada del torneo pasado contra Tigres, el ‘Jefe’ charló con el catalán, quien se había recuperado de su lesión. Lo instó a que tratara de ponerse a punto y le aseguró que sería tomado en cuenta en la Liguilla si vencían a los felinos. Cruz Azul perdió 3-0. La clasificación, la comunicación y el retorno de Crosas se evaporaron.

Marc ha jugado siete partidos de Liga y uno de Copa para los celestes. En detrimento de lo deportivo, La Máquina prefiere costear a un jugador, sin permitirle entrenar con ellos.
Se sabe que Tomás y Crosas eran vecinos en Guadalajara y sostenían una relación cordial, que continuó en Cruz Azul, donde el estratega se acercó varias veces al español, naturalizado mexicano, para analizar y conocer sus puntos de vista de los partidos jugados.

Leandro Cufré, excompañero de Marc en Leones Negros, ha sido nombrado como nuevo auxiliar de Boy. El argentino, al que Crosas considera como un mentor por las experiencias compartidas, ha abogado firmemente por su reincorporación, pero la respuesta del técnico ha sido una y otra vez negativa.

Tal irracionalidad, ha desprendido los cuestionamientos del mismo Eduardo de la Torre, director deportivo celeste, que en un ejercicio de incredulidad, hasta le ha preguntado aCrosas si ha habido algún roce con el estratega, al que no se le comprende la decisión de sacrificar a un futbolista que hace nueve meses se rompió la rodilla defendiendo a Cruz Azul. Sin embargo, no lo reincorpora para que la situación no sea ‘incómoda’ con Tomás.

El futuro es incierto. Crosas, quien costó a los celestes cuatro millones de dólares, ha sido invitado a explorar el futbol extranjero, siendo la MLS la opción más viable para retomar el ritmo futbolístico y retornar en noviembre al club de La Noria. Por lo pronto, se le ha prohibido patear una pelota con el equipo y por ello va de luto…

CROSAS SOLO PIDE ENTRENAR

Marc Crosas alza la voz cuando ventila que Cruz Azul no le permite entrenar con el equipo, más allá de tener contrato vigente.

“Una cosa es lo que uno quiere y otra cosa es lo que se le da, pero como alguien dice (Boy) la verdad tiene las patas muy largas y la mentira patas muy cortas y siempre la alcanza. Trabajaré para regresar al lugar que creo que merezco.

“Siento que es injusto por no dejar entrenarme, no injusto porque no cuenten conmigo, al final estamos expuestos a eso. Si no es aquí, tendré que buscarme la vida en otro lado. Lo que me parece injusto es que no me deje entrenar”, dijo.
Marc apunta que no pide nada extraordinario, pues no ha cometido ninguna indisciplina para ser marginado sin argumentos.

“No pido explicación de por qué no entro en planes deportivos, simplemente pido que me dejen practicar lo que más quiero, que es mi pasión, al menos entrenar. No pido jugar. Lo que pido no es nada descabellado, porque tengo contrato con este club y me debo a este club.

La relación entre Crosas-Boy es nula, pero el mediocampista catalán, espera que sus palabras tengan eco en los altos mandos celestes, ya que él está deseoso de entrenarse para estar en un nivel óptimo.

“No se me da la oportunidad, por decisión exclusivamente del técnico no puedo entrenar con el equipo.

“No es que me haya dicho que no, en ningún momento ha platicado conmigo, ni ha querido platicar conmigo, ni me ha dirigido la palabra”, concluyó el jugador del cuadro cementero.

Comenta esta noticia!