Cinco semanas y solo una en paz; así va el futbol mexicano este semestre

Por: , 20 de agosto de 2018, en la Categoria: Nacional
Click para ampliar la imagen

Ciudad de México – De las cinco semanas que van del Apertura 2018, tanto en Primera División como en el Ascenso MX, solo una se vivió sin que se reportaran actos graves de violencia en los estadios o fuera de ellos.

El futbol mexicano inició el semestre empañado con varios episodios que este fin de semana escalaron a otro nivel, pues en Celaya hubo detonaciones al parecer con arma de fuego.

Las escenas ahí incluyeron aficionados que bajaron a la cancha para resguardarse, fanáticos aparentemente locales vandalizando una motocicleta de la Policía y agentes de seguridad con pistola en mano para contrarrestar los ataques.

Sin embargo, este no fue sino el capítulo más reciente de los episodios violentos porque todavía no se escuchaba el silbatazo inicial del torneo cuando Veracruz ya padecía una campal entre aficionados locales y de Pumas afuera del estadio Luis “Pirata” Fuente.

Esa gresca previo al primer partido de la competencia derivó en 32 personas detenidas, luego de que los autobuses con afición felina, sin escoltas policiacas, fueron recibidos a pedradas, directos a los cristales, tras lo cual se dio un enfrentamiento con proyectiles en las calles afuera del estadio.

En la Jornada 2 fue León la “sede” de la violencia, pues fanáticos locales atacaron a seguidores de Rayados en un bar aledaño al Estadio de los esmeraldas, lo que derivó en 29 detenidos.

Para la Fecha 3 los actos violentos se dieron en Toluca, a pesar de que suele ser una plaza con ambiente familiar. Sin embargo, en la visita de Chivas se dio una riña entre aficionados visitantes y policías, lo que se repitió más tarde pero en la porra local, con 2 personas que fueron enviadas al Ministerio Público.

Tras una Jornada 4 sin que se reportaran episodios graves, la violencia volvió este fin de semana y no solo en Celaya, ya que en el estacionamiento del Estadio Azteca resultó lesionado un aficionado de Cruz Azul, presuntamente golpeado por seguidores del León, razón por la que un autobús con fanáticos visitantes fue expulsado del inmueble.

Además, en las tribunas del Jalisco se dio una gresca entre aficionados del Atlas, el mismo sábado cuando en Celaya ocurrió lo mencionado tras la goleada propinada por el San Luis a los Toros, en un partido para el que no hubo reunión de seguridad entre la porra local y la policía, según denunciaron integrantes de la barra cajetera denominada “La Demencia”.

Aunque la Secretaría de Seguridad Ciudadana negó detonaciones con arma de fuego al asegurar que fueron petardos, en redes sociales circularon videos en los que se ven policías con la pistola desenfundada, a quienes les lanzaban gritos como “¡Eh, güey ¿Por qué disparas? No mames!“ o “¡Hay niños, chinga!”.

Comenta esta noticia!