América y Cruz Azul, vivirían el ‘peor campo’ en Liguilla

Por: , 14 de noviembre de 2018, en la Categoria: Nacional
Click para ampliar la imagen

La cancha del Estado Azteca no está en las mejores condiciones y de acuerdo al análisis que hace Raúl Barrios, exdirector de operaciones del inmueble, vienen momentos complicados para el terreno de juego debido al clima invernal, por lo que se espera que América y Cruz Azul encaren la Liguilla con un estado peor al que se encuentra ahora, mismo que hizo que la NFL cancelara su juego en México.

Según el especialista, la Liguilla no debería jugarse en el inmueble de la Ciudad de México, debido a que la cancha necesita reposo, y podría tardarse hasta seis meses en estar al cien.

Tanto las Águilas como la Máquina tiene su boleto asegurado para la fiesta grande del futbol mexicano, con amplias posibilidades de que ambos terminen entre los cuatro primeros lugares, situación que haría que sus duelos de vuelta se disputen entre sábado y domingo en el Coloso de Santa Úrsula.

Antes de que inicie la parte final del torneo, albergará el América vs. Veracruz de la última jornada, donde los azulcremas definirán si terminan entre los primeros cuatro, posiciones que aseguraría si suma; en caso de caer tiene que esperar el resultado de Monterrey, pues podría caer al quinto lugar; mientras que los Cementeros solo pueden ser relegados al segundo puesto.

Raúl Barrios no ve un panorama alentador para el césped del Azteca: “El campo va a seguir empeorando, todavía no está en su estado más crítico, más álgido. Viene el invierno, todavía no es el punto más álgido. En esa época ya no crece a la velocidad que normalmente lo hace, así que esperar a que se recupere en los próximos 15 días es realmente un sueño”.

Asimismo, expresó: “Yo creo que desde la fecha 2 que se dieron cuenta que esto no estaba funcionando, debieron haber hecho estudios para ver por qué no estaba drenando. Hay laboratorios en Estados Unidos, los cuales tenemos muy cerca, a los que debieron haber mandado una prueba para saber qué tanto estaba drenando y con ello descubrir que el problema no era como tal el pasto, sino la falta del drenado del campo y de acuerdo a eso, hacer una estrategia para que se fueran mejorando, partido a partido”.

Dijo que algunos conciertos que estaban pactados en el inmueble de Tlalpan tenían que haberse cancelado o cambiarlos de sede o fecha, pues esto provocó que siguiera empeorando el campo.

Por otro lado, Raúl Barrios explicó que el pasto híbrido es ideal para estadios en Europa, donde hay nieve y clima gélido de hasta 42 y 45 grados en verano, además de sostener que no era la mejor solución traer esta tecnología al Coloso de Santa Úrsula. Hizo referencia a que en Estados Unidos este pasto no existe: “Ellos prefieren césped desarrollado genéticamente en laboratorio para afrontar elementos como el frío”.

También señaló que fue un error no investigar a la gente que realizó este trabajo: “Creo que el no haber investigado quien era la persona encargada de realizar los trabajos, fue con lo que finalmente se toparon y eso dio al traste con el drenaje ya de por si dañado del azteca, después de 52 años de existencia”.

Sostuvo que a los responsables del Azteca les vendieron la idea de que iban a tener una mejor respuesta a tanto uso, aunque la de este inmueble no puede considerarse una cancha de uso intenso y en este sentido, dejó ver que no era necesario la colocación de césped híbrido, pues no es la primera vez que el Azteca tiene dos equipos de futbol, incluso, había tres anteriormente.

Comenta esta noticia!