Micaela, una madre de “guante y bate”

Por: , 11 de mayo de 2015, en la Categoria: Local
Click para ampliar la imagen

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En el mundo existen millones de mujeres que realizan el trabajo más complicado, pero a la vez el más satisfactoria, el ser madre, dicen que una madre hace rendir las 24 horas del día y las multiplica en 48 horas para poder cumplir con todo el rol que tiene que hacer una madre,  cuidar, aconsejar, mimar, castigar y darle amor a sus seres más queridos.

Ser madre obrera, entrenadora y administradora de la Liga Universitaria de Béisbol Infantil, no es una tarea fácil y así lo explica Micaela Castillo Rincón.

“Ser mamá es el trabajo más complicado… pero el más bonito, dividirte en tantas personas, para cumplir con tu rol de trabajo, hace que este oficio sea el más remunerado, ya que con una sonrisa o un logro cumplido nos demuestra que estamos haciendo bien las cosas”, expresa “Mica”.

Madre de 5 deportistas de Alto Rendimiento, relata un poco de su vida a Extremo Deportivo, donde entre lágrimas en los ojos expresa lo que es hacer el trabajo más complicado.

-¿Mamá, trabajadora y hasta dirigente de Liga?-

“Te repito en ocasiones uno tiene que dividirse en muchas personas para poder cumplir con toda una jornada, hay que darse tiempo a la familia, a mi trabajo y a la Liga”, expresó.

Dijo que sus 5 hijos han demostrado amor al deporte desde los 4 años de edad, “Desde los 4 años siempre han sido deportistas”, -¿Todos beisboleros?- “No fíjate que he tenido beisboleros, softboleras y hasta de atletismo”, señala.

-¿Cómo es ser mamá, entrenadora y amiga de tus hijos?-

“Es algo increíble no sé cómo explicártelo, es algo que se da, te partes en mil pedazos, ¿cómo? No se no me preguntes, uno simplemente lo hace”.

Cada uno es especial

Expresó que cada uno de sus hijos es especial y ha demostrado que desde sus trincheras han tenido importantes logros, así como derrotas que han servido de experiencia.

“El mayor tiene 30 años se llama Arnold y es químico, mientras que Alan trabaja en Ensenada, Sinaloa, después de jugar con los Diablos de Toluca él se fue para allá y él tiene su vida realizada, mientras que “Botellín” mi “Gordo”, es especial y él sabe que siempre lo estaré apoyando, al igual que a mis dos hijas Abigail y Mars, ellos son mis motores”.

Agregó, “Cada uno tiene algo especial… son de carácter muy diferentes, pero siempre estamos en mucha comunicación, y tal vez eso provoca que seamos muy unidos”.

Tiempo para la Liga

Pero “Mica” no solo es mamá de estos atletas, sino que cuida y ve por más de 100 peloteros que participan en la Liga de Béisbol Infantil de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

“Me encanta mucho los niños, me llevó bien con todos, pero no solo en el béisbol, sino también en el softbol, con los equipos de mis hijas”.

Dijo que en ocasiones ella ha tenido serios problemas con sus compañeros dirigentes, ya que ella lo que busca es el bienestar de los peloteros.

“La verdad… como me gusta mucho siento que esto puede cambiar, y como te digo como he podido llevar todo, también podría con este “paquetote” que es la asociación la verdad, la verdad no es difícil”, sentencia.

La familia y el deporte a la vez

“Nosotros venimos de una familia beisbolera, pero mis hijos prefieren el béisbol, nosotros no tenemos descansos, cada uno de mis hijos practica el deporte que ellos quieren”.

Expresó que combinar el deporte con la familia los ha unido, “combinar el deporte y la familia ayuda a que todas las fechas son importantes, cumpleaños, aniversarios, días especiales, todos se preocupan por cada uno y es por eso que somos una familia grande y unida”.

“Son recuerdos que toda la vida vas a tener, cada uno tiene su anécdota a favor y en contra, nos hemos llevado grandes victorias, pero hemos aprendido de las derrotas, que en ocasiones nos provoca una mala jugada o una mala decisión”.

Las anécdotas

Como en todas las familias y más como madre las anécdotas no pueden faltar y “Mica”, nos cuenta que en ocasiones todos sus hijos la han tenido al filo de la butaca.

“Tengo bonitos recuerdos, pero el que más me ha marcado es el del “Gordo”, él tenía casa llena, y el conecta la bola y con eso México gana el tercer Lugar en un juego en Venezuela, todos tienen bonitos recuerdos, pero como te digo cada uno tiene los suyos”, concluyó.

Comenta esta noticia!