“Mi sueño es representar a México en juegos olímpicos” Cindy Gallegos

Por: , 08 de julio de 2017, en la Categoria: Local
Click para ampliar la imagen

Cuando las cualidades personales y habilidades deportivas se toman de la mano se crea una fusión que da como resultado deportistas con una magia especial en su desempeño.

La pasión en su día a día se convierte en la base para obtener constantemente el éxito.

Una joven con lealtad, con una disciplina inquebrantable, carácter fuerte, perseverante en cada paso que da y respetuosa, ha logrado hoy ser la mejor de México en gimnasia rítmica.

Cindy Gallegos originaria de Ciudad Madero a sus 19 años de edad es una joven promesa, llena de pasión por la gimnasia y que tiene su mirada fija en lo que anhela lograr.

El amor a la disciplina que conoció a los tres años de edad ha hecho que disfrute hasta los sacrificios que al día de hoy le han dado como resultado grandes satisfacciones.

Cada uno de sus logros se ha convertido en su motor para ir por más.

Cindy recuerda como el motivo por el que el destino le presentó el arte de la gimnasia rítmica fue ser una pequeña inquieta.

“Yo hago gimnasia rítmica desde los 3 años, empecé en un campamento de verano y mis papas decidieron meterme para que no estuviera tan inquieta y mi entrenadora descubrió que tenía muchas cualidades para este deporte”.

La tamaulipeca se enamoró de esta disciplina cuando descubrió que era una forma de transformar sus pensamientos en arte.
“Puedes expresar todo lo que tu sientes a través de una rutina, es una combinación de ballet, gimnasia artística, la danza; es todo en uno y eso fue lo que más me llamó la atención porque puedo transmitir lo que yo siento”.

El arte teatral combinado con las cintas, la expresión escénica, la danza y la pelota atraparon a la joven gimnasta cuando supo que podía representar a su País, cuando tuvo sus primeros ejemplos a seguir de cerca.

“Me cautivó mucho porque desde que yo entre al gimnasio ver a mis compañeras más grades que eran campeonas nacionales, estatales y yo sentí una gran admiración y quería ser como ellas”.

El trabajo diario y sobre todo dar siempre el “extra” colocó a Cindy en el lugar que soñó desde que hizo sus primeras rutinas, la noticia de ser la mejor renqueada de todo México la tomó por sorpresa, porque a pesar de soñarlo en cada momento, trabajó con el corazón y no se dio cuenta como de un día a otro había logrado serlo.

“Con el apoyo de mi entrenadora y mis papas ahorita estoy como lo que yo había soñado desde que llegue, ser la mejor de mi país. Ser la mejor de México, al principio no me la creía porque yo no iba por los resultados iba simplemente a dar lo mejor de mí y demostrar que ha habido mucho trabajo de por medio, de mi entrenadora, de mis compañeras y mis papas, cuando estaba en la premiación y me dijeron que eran mi primer lugar y me quede sorprendida porque al fin el trabajo había dado frutos”.

Lograr lo que ella ha hecho hasta el día d hoy no ha sido un proceso fácil, todo deporte requiere de disciplina, sin embargo, para poder aspirar a transcender los sacrificios son mayores.

“La base de todos los éxitos ha sido la disciplina, el trabajo, la dedicación, levantarme todos los días temprano ir a correr, llevar una alimentación adecuada, no ir a fiestas, ir a entrenar y luego a la universidad y volver a ir entrenar”.

La carga del esfuerzo se aligera con los resultados, cuando lo sueños se convierten en una realidad y cuando las metas que un día se fijó y parecían lejanas hoy son parte de sus logros. Hoy tiene nuevos bríos, hoy quiere conquistar nuevos ideales.

“Mi sueño a largo plazo es poder representar a México en juegos olímpicos, sería la primer gimnasta rítmica en ir”.

Cindy se encuentra en Guatemala, para participar en el Festival Deportivo Olímpico Centroamericano 2017, preparada mentalmente para brillar con su rutina y dejar el corazón aliado a su técnica en el tapiz.

Confía en ella, en el trabajo que ha realizado junto a sus entrenadoras Sofía Velazco y Eliza Meza y está tranquila porque sabe el trabajo que la ha llevado hasta ahí.

“Agradezco muchos a mis papas por siempre estar ahí conmigo pase lo que pase en los buenos y malos momentos, a Sofía Velazco y Eliza Meza que ha sacrificado muchas cosas por mí y siempre están ahí para mí”.

La mejor gimnasta rítmica de México lleva consigo anhelos, disciplina, tenacidad y dedicación para luchar cada día por sus nuevos sueños.

Comenta esta noticia!