Mainero 91, de la gloria al olvido

Por: , 20 de agosto de 2018, en la Categoria: Local
Click para ampliar la imagen

Ciudad Victoria.- Hablar de la Colonia Mainero es mencionar toda una tradición de la capital de Tamaulipas, es un referente de la ciudad, un icono, es simple y sencillamente, la colonia más antigua de Ciudad Victoria, lugar en donde se han dado hombres de bien, en donde deportivamente hablando han surgido leyendas, como Emigdio “Milo” Sánchez, Marco Antonio “Micky” Sánchez, además de una incansable cantidad de jugadores del fútbol llanero que se han vuelto referentes en la localidad.

En el plano del fútbol la Colonia Mainero ha sido toda una tradición, ha ganado lo que ha querido, desde infantiles hasta veteranos, fueron los primeros campeones del Festival de Campeones y tuvieron el lujo de jugar un amistoso contra Correcaminos en la época de los 90 por ser el mejor equipo de la ciudad.

En ese referente también fueron los pioneros del denominado fútbol de “campo chico”, creando la primera liga de fútbol de sala, en el emblemático campo de la Colonia Mainero.

Justamente en el año 1991, a iniciativa de Mario Paz, promotor deportivo de la ciudad nació la primera liga de fútbol de sala de Ciudad Victoria, denominada “Mainero 91”.

Rápidamente el interés por este tipo de fútbol en la ciudad cobró mucho auge, en la primera temporada albergaron a más de 20 equipos, torneo que se jugaba en la modalidad de cinco contra cinco.

“Hablar de la liga Mainero 91, es hablar de una gran historia, recuerdo la primera temporada, más de 20 equipos, el campo abarrotado, todos los conjuntos que participaron eran del barrio de La Mainero, Horacio Terán y Colonia Sosa”, comenta Martín de Jesús Quiñones Moreno, quien en la década de los 90s fue presidente de la liga.

Señala que el primer torneo fue espectacular, pues había muchas familias, niños, novias de jugadores y que cada día el campo lucia abarrotado.

“Era una verdadera fiesta familiar, todos iban a ver a sus ídolos del barrio jugar, todos estaban al pendiente de los juegos, nadie faltaba, iniciaban desde las seis de la tarde los partidos y acababan a las 10 de la noche” comenta Quiñones Moreno.

Fue el lunes dos de marzo de 1992 cuando surgió el primer campeón del torneo, en la gran final se enfrentaron Colonia Horacio Terán en contra de Hortecol, un duelo de poder a poder en el que ambos conjuntos estaban muy parejos, tanto que todo se tuvo que definir en los tiempos extras.

La nota impresa un cuatro de marzo de 1992, en el periódico El Mercurio de Ciudad Victoria, el cual todavía guarda con orgullo Ubaldo Castañón Yáñez, relata magistralmente el duelo.

El periodista local, Ricardo Serna Del Valle quien redacta la nota señala en sus memorias; “Culminaría el tiempo regular con el empate a cero, que reflejaba lo que se había vivido en el terreno de juego, por lo que vendían los tiempos extras y sería en el primero de ellos a dos minutos de haberse iniciado, cuando en un tiro fuerte Ubaldo Castañón vencía al arquero Enrique Báez que valdría para la única anotación que valdría el título de liga de este primer torneo”.

Pero el autor del gol quien aún guarda ese recuerdo en su memoria como si hubiera sido ayer, señala qué se siente orgulloso el auge del gol del primer equipo campeón, de un torneo que fue el mejor de la ciudad y que hoy se encuentra en el olvido.

“En ese equipo jugaba; Alfredo Vázquez, Félix Hernández, José Reyna, José Requena y Ubaldo Castañón, por los rivales jugaron; Enrique Báez, Oscar Álvarez, Víctor Álvarez, Martín Mora, Francisco Reyes y Juan Álvarez”, comenta Castañón Yáñez.

Con el paso del tiempo, la popularidad del torneo fue en aumento, tanto que equipos de las colonias cercanas se interesaron en ingresar.

“Tuvimos como récord 60 equipos, como le hacíamos para sacar la jornada, ni nosotros sabíamos, se rolaba desde las seis de la tarde a veces desde las cinco, se terminaba hasta las 11 o 12 de la noche”, pero eran llenos espectaculares en la cancha, eran torneos bravos pero gracias a Dios, siempre hubo tranquilidad y respeto en los juegos” comenta Quiñones Moreno.

“Con el paso de los años llegaron otros dirigentes, me tocó a mí, después le tocó a Ubaldo Castañón, luego a Guadalupe Rodríguez Castañón, también a Omar “Chícharo” Hernández, Arturo Rojo”, relata Martín Quiñones.

La gestión de Ubaldo Castañón Yáñez marcó un referente importante, con un gran número de equipos en su torneo, se preocupó más por darle mejoras al campo, tanto que logró una rehabilitación importante del mismo, además de que se pusieran gradas para beneplácito de los aficionados.

Martín Quiñones Moreno, mejoró las condiciones del alumbrado, puso tomas de agua para los jugadores y logró una importante remodelación de las instalaciones.

“Creo que todos los presidentes que ha pasado han dejado una huella importante, todos y cada uno de ellos, pero no se diga de los equipos, ahí nacieron grandes conjuntos, como Mini Súper Oscar, 2 González, Tony Ley Pack, Mini Súper El Triángulo, Diablos de la Horacio Terán”, señala.

Y agrega “Mención aparte merece la de Guadalupe Rodríguez Castañón, una gran persona, “Lupe” que ya descansa en paz, fue un gran presidente, ha sido el mejor sin duda alguna, muchos y grandes equipos, pero algo que marcó época fue la creación de los equipos de fútbol infantil de la Colonia Mainero, el los hizo, de ahí salieron muy buenos jugadores”, señala.

Relata que se integraron equipos desde la categoría infantil hasta la juvenil, además de darles también oportunidad a las niñas de participar.

Pero la liga Mainero 91 no sólo fue la pionera en el fútbol de sala varonil, también en el femenil.

“Surgieron muchos equipos, más de 20, jugaban todos los domingos y era interesante ver que tenían muchos espectadores, padres de familia, amigos, novios, todos venían a ver a más mujeres a jugar aquí a la colonia Mainero”, relata Martín Quiñones.

Sin embargo con el paso de los años y el descuido de las administraciones, la liga tuvo un declive importante del cual no se pudieron levantar.

“La partida de Guadalupe Rodríguez Castañón, fue un parte aguas en la historia de la liga, el torneo estuvo olvidado y después llegó Omar Hernández “El chícharo” lo retomó, junto Jorge Alvizo, fue ahí cuando revivió el torneo”, comenta Ubaldo Castañón Yáñez.

Sin embargo con la aparición de los campos de fútbol sintético y múltiples torneos, bajo el número de equipos en la liga Mainero 91, situación por la que el torneo lo dejo Hernández y después fue tomado por Arturo Rojo.

Los esfuerzos de Arturo Rojo por revivir el torneo fueron múltiples, luego de seis años, llegó el fin para la liga.

“Mi compadre Arturo Rojo fue muy entusiasta, consiguió muchos patrocinadores, pero con el paso del tiempo el torneo volvió a caer hasta que finalmente se murió”, indica Martín Quiñones.

Hoy el campo de la Mainero está en el abandono, luce trágico, es duro ver como un lugar que albergó muchas alegrías, hoy no es tomado en cuenta, está en el olvido.

Aquellas verdaderas noches mágicas hoy son solo un recuerdo, viven en la memoria de los que lograron pisar el campo, de los que dejaron el alma defendiendo unos colores, de aquellos que dejaron sangre, sudor y lágrimas para levantar un trofeo.

“Tenemos que hacer algo para revivir el torneo, yo creo que si todos los que alguna vez estuvimos así tomamos la iniciativa lo podemos levantar”, dicta Martín Quiñones Moreno.

EL DATO

Mario Paz fue el creador del torneo Mainero 91

LA CIFRA

20 equipos participaron en el primer torneo

LOS PRESIDENTES

Mario Paz

Martín Quiñones

Ubaldo Castañón

Guadalupe Rodríguez

Omar Hernández

Arturo Rojo

PRIMER CAMPEÓN

Colonia Horacio Terán

ÚLTIMO CAMPEÓN

Mil Bordados

Encuentra mas notas relacionadas a estas Etiquetas: , , ,

Comenta esta noticia!