Cd. Victoria, Tamaulipas.- El deporte y la seguridad son dos de los principales ejes que mueven a Tamaulipas, el Estado ha sido golpeado por la violencia e inseguridad que se vive hoy en día en México, sin embargo, existen ejemplos de servidores públicos que sacan adelante a esta entidad.

Con 20 años de servicio en cuerpos policiales de Tamaulipas, así como 25 de deportista y 13 de entrenador, Marco Antonio Mendoza Medina ha puesto su “granito de arena” para que el deporte adaptado crezca y sea uno de los pilares de nuestra sociedad, en estos tiempos tan violentos.

Siendo una persona sencilla, humilde y con los valores que te da ser un policía estatal acreditable, Mendoza ha sobrepasado las barreras dentro de sus dos oficios, los cuales se complementan, por lo que nos platica en exclusiva para Extremo Deportivo, sus logros y anécdotas de ambos trabajos.

-¿Cómo iniciaste en el deporte?-

“inicie en el ciclismo, pero como decimos en el ciclismo “me bajé”, porque el “Profe” Chabelo me vio las cualidades de corredor, y me invitó a toda clase de carreras, ahí me mantuve 5 años en los primeros lugares a nivel local, combinando el futbol y voleibol, pero en el 2003 se acerca Omar Vázquez Infante, quien destacaba en ese tiempo en el deporte para ciegos y débiles visuales, no tenía quien corriera con él sus pruebas de 400, 800 y 1500 metros, vi en unas pruebas como tronaba guías (un guía es el que va sujetado con él de su mano izquierda y pues somos sus ojos). A mí me conocen como el “Rural”, por mi anterior corporación, me dice oye “Rural” y porque no lo agarras tú, para mí fue un reto, llegue al final en una carrera en el estadio con él, y me pregunta cómo me llamo, le dije Marco Antonio Mendoza, invitándome a competir en evento nacional, ya que no tenía con quien correr, de ahí para mí fue un desafío que alguien me pidiera que lo apoyara y con capacidades diferentes, en este caso visual, ahí empezó esto, diciéndole que sí.

Explica que fue una competencia complicada en Querétaro, ya en su primera prueba el corredor no consiguió los resultados deseados, ya que esta competencia era clasificatoria para Mar del Plata, Argentina, “hablé con él, se animó y nos colgamos la medalla de plata, de ahí surgió que a él le gustó mi forma, mi estilo y mi filosofía de trabajar”.

-¿Qué satisfacción te ha dejado trabajar en el deporte adaptado?-

“Tuve la oportunidad de viajar a un Mundial a los Juegos Juveniles de Bogotá, Colombia, en 2009, invitado por la Federación Mexicana de Ciegos, para formar parte de la selección, por la trayectoria deportiva que tenía, además de ser de los pocos entrenadores que era entrenador y guía.

Contó una anécdota de ese evento, ya que en esa ocasión se le lesionó un guía, donde él tomó el primer y último relevo en la prueba 4×100, poniendo al máximo su capacidad como atleta, ya que la delegación de Tamaulipas se quedaba con 3 guías.

“Los cuatro atletas llevan un guía, pero uno se lesiona, situación que hizo que fueran  4 atletas y 3 guías, me las ingenie, abrí la prueba de 100 metro en curva y tuve que hacer una diagonal por todo el campo de futbol y venir a esperar el último relevo, hice el más fuerte de salida y el más fuerte de llegada, ese día sentí una satisfacción, porque el guía lesionado me había dicho que no iba a poder alcanzar a llegar por el relevo, le dije no te culpo porque es un riesgo de todo atleta, pero los chavos ya están listos, nos dan la salida, alcanzo a llegar al relevo y quedamos en cuarto lugar (contesta con una sonrisa)”.

-¿Qué hace especial representar a Seguridad Pública como institución, ser entrenador y guía en el deporte?-

“En ocasiones me mandan llamar para operativos, me mandan llamar para patrullaje en cuatrimotos, playa, brechas, cabalgatas, desfiles conmemorativos, exhibiciones deportivas en la modalidad ecuestre, en acrobacia, porque pertenezco orgullosamente a la policía montada, y cuando me hacen este tipo de preguntas de situaciones, yo me enfoco en las actividades deportivas y no desconozco las actividades operativas”.

Detalló que al paso del tiempo secretarios de Seguridad Pública lo han cuestionado de que sí -¿eres policía o eres entrenador?-.

-¿Se te ha recriminado estar en ambas?-

“No recriminado, lo único que me dicen es que como es posible que te quieras ir para allá habiendo tanto entrenador, no entienden a veces que yo tenga que venir al Instituto del Deporte a dar clase del deporte adaptado, no me recriminan, no me dicen nada, pero viví y sentí esa vibra positiva que como en un policía estatal acreditable en la actualidad hace esta función”.

Dijo que en ocasiones es cuestionado por sus propios compañeros de Seguridad Pública, “yo hago lo que los atletas me permiten hacer y les he puesto la muestra que cuando me subo a una unidad  sé que hacer, y lo hago, sin embargo, vuelve a surgir la oportunidad y me regreso, pero si no se me permitiera, si yo dijera me retiro del deporte adaptado, me retiro del deporte, con mucho gusto me regreso a Secretaría Seguridad Publica, porque ahí pertenezco”.

Y es que complementar ambos oficios es algo que forma la personalidad de Marco Antonio Mendoza, día con día, “en ocasiones vengo con mis problemas, luego de trabajar 24 horas, haciendo operativos hasta las cuatro o cinco de la mañana y para las ocho de la mañana ya cumplía con ellos (alumnos) y ellos no sabían cómo me había ido en el operativo, sin embargo mis problemas, mis situaciones no me las traía al entrenamiento, ya que llegas y te conviertes en entrenador”.

Explicó que tras su trabajo como entrenador dentro del Instituto Tamaulipeco del Deporte, lo han invitado a ser instructor de reclutamiento de la academia de policía, “aplicaba el acondicionamiento físico con los cadetes, y en ocasiones no llegaba algún maestro y tenía que improvisar, pasaba a una sala y pensaba a mis 20 años no hay un maestro que me diga cómo voy a tratar a una persona discapacitada, que voy hacer ante una persona con discapacidad, les preguntaba a los chavos, y si hasta ahorita no hay un artículo en el cual a nosotros cuando nos forman nos diga, ante una persona con capacidades diferentes abarcando muchas que hay, tienes que hacer esto, eso lo aprendes sobre la marcha, y es que cómo vas reaccionar ante un delincuente con capacidades diferentes, hemos visto que en una silla sobre ruedas esconden un arma, una persona con parálisis cerebral corre más que un policía, porque no implementar esa capacitación”.

-¿Cómo vives las satisfacciones que tienes como policía?-

“Esa pregunta me llega (provocándole lágrimas en los ojos), porque si me preguntan como soy una piedra y como acá un pan bimbo, porque los riesgos dentro de la Secretaría de Seguridad Pública son muchos, he tenido enfrentamientos, he tenido situaciones difíciles y al otro día tengo que entrenar a mis chavos, he arriesgado mi vida y gracias a Dios a mis compañeros, a mí mismo, salí adelante”.

-¿Cómo divides ser policía de entrenador?-

“No es nada fácil saber decidir y la satisfacción la tengo que combinar, en una está mi vida de por medio, en otra esta toda mi familia, las personas que me quieren y están los deportistas, que han causado algo dentro de mi algo muy grande, ningún atleta me ha faltado el respeto, convivo con ellos, algunos hasta nos llevamos, pero no dentro del entrenamiento, pero cuando voy más allá de lo que tengo que ser pues así me ha funcionado”.

-¿Qué es lo más difícil que has enfrentado?-

“Hay muchas cosas, yo te puedo platicar las cosas dentro de la policía estatal y son difíciles, pero después platico lo que vivo en el deporte adaptado y es también difícil, mira no puedo decir que es mi mejor amigo, no puedo decir que tengo un mejor amigo, tengo muchos mejores amigos, porque a veces uno te falla, y uno de mis mejores amigos es ciego de nacimiento, en una ocasión platicó con él, termina el entrenamiento y le daba raid en mi moto a su casa y me comentó que uno de sus sueños es manejar una moto, y siendo su guía y amigo hice que la manejará, esa es la unión que se genera gracias a la confianza y así como esas muchas, una vez me pidió manejar un carro a más de 100 kilómetros por hora y lo hizo siendo ciego, es muy largo de explicar cómo lo hice, pero lo hicimos”.

Recordó que para su amigo Alfredo fue especial, ya que su discapacidad no le negó tener que cumplir esos sueños, “con él he compartido cosas inolvidables, “un día le pregunte -¿tú sabes cómo es el cielo?-, y me dijo “pues es azul”, -¿porque la gente dice?-, contestándome “no, porque yo me lo imagino”, un día le pongo mi mano en su hombro y le dije Alfredo aceptarías uno de mis ojos, y me dijo que si, y de todo corazón le dije te regalo uno de mis ojos, nos dimos un abrazo y reímos, me decía vas a ser el “Pirata del deporte”, desafortunadamente lo checó y no se pudo por la madurez de su raíz de su cornea”.

-¿Qué te dice tu familia?-

“Mi familia me quiere, me apoya, con mis virtudes y mis defectos, mi familia la descuide un poco o me porte mal, pero yo agradezco mucho el apoyo a todos, a los padres de familia, a todos, siempre inicio con eso en las juntas, agradeciendo que me den la oportunidad de estar al frente de sus hijos, porque ellos dividen mi vida personal con mi profesión en el deporte y en el deporte soy profesional, soy dedicado, tengo ética y cuido porque se dé la responsabilidad, a mí me prestan niños de 11 años, 13 años, niñas con capacidades diferentes, sé que esto contrae una gran responsabilidad y genera un compromiso muy grande trabajar con capacidades diferentes y si es un reto, porque en la actualidad curso mi Universidad y no tengo un título, porque soy simplemente un policía entrenador y no me cala, porque mis atletas han pisado mundiales, están ahorita en selección y tengo un propósito que es llevar a uno de ellos a unos Juegos Olímpicos porque es lo máximo del mundo, y uno de ellos tiene un pie en Rio de Janeiro 2016”, concluyó.

Marco Antonio Mendoza agradeció el apoyo recibido del General de División Diplomado del Estado Mayor Retirado Jesús Martínez Martínez, Secretario General de Seguridad Publica en el Estado de Tamaulipas, al licenciado Enrique de la Garza Ferrer Director General del Instituto Tamaulipeco del Deporte y está a la espera que su pupilo Carlos Daniel Rodríguez Velázquez (Parálisis Cerebral) cumpla en próximas fechas su pase a Juegos Olímpicos.

Mendoza ha sido nombrado Promotor del año 2009 en el Premio Estatal del Deporte celebrado en Nuevo Laredo, participó en el evento Mundial en Bogotá, Colombia en 2009, ganó el Premio Municipal del Deporte al Entrenador del año 2014 y actualmente es Presidente de la Asociación Civil deportistas con discapacidad sin límites AC.

Galería