Cd. Victoria, Tamaulipas.- Fueron nueve largos años escuchando frases como “¡Ya merito!”, “Nos quedamos cerca”, “El próximo año será el bueno”… frases que en verdad dolían a deportistas, entrenadores y directivos, que veían frustrados los esfuerzos… esfuerzo de un año de trabajo y no cumplir con el objetivo de volver al Top Ten de la Olimpiada Nacional.

Pero este 2019 fue diferente… se convirtió en el año en el que Tamaulipas nuevamente haría historia, el camino no fue nada fácil para los más de 400 atletas que viajaron a siete sedes de la máxima justa deportiva… en busca de colgarse uno de los tres metales más preciosos de este evento.

No hay fecha que no se llegue, ni plazo que no se cumpla, y el 3 de mayo se comenzó a escribir el nombre Tamaulipas entre los 10 más grande del país, prueba de ello fue el inicio de las disciplinas de ajedrez, futbol asociación, natación y taekwondo; un inicio que fue prometedor para el Estado, ya que ajedrez volvía a dar medallas, el futbol daba esperanzas de metal, la cual se quedó en el camino; mientras que Taekwondo fue quién más medallas dio… pero en su mayoría serían de bronce.

Es por ello que el camino se tornó incierto y complicado, Tamaulipas sufría al no dársele las cosas, y es que a pesar de los esfuerzos de los deportistas tamaulipecos que se lograban colgar medallas… pero no del metal que le dieran al Estado ese regreso al Top Ten que se buscaba en el Medallero Olímpico… esto pese a que Atletismo, Voleibol y Karate aportaban un granito de arena.

Fueron 15 días complicados, pero la luz comenzó a salir a pesar de una obscuridad y un pasado nada grato, 13 tamaulipecos demostraron que Tamaulipas es un Estado de gente grande, gente que da todo… y a pesar de tener un inició complicado, la disciplina de básquetbol demostró que con esfuerzo y dedicación, con coraje y corazón, se pueden romper las barreras que en ocasiones el deportista se pone. No solo fue la medalla de oro la que se lograría, sino el golpe anímico que trajo a la delegación, al inyectarle un poco de eso en béisbol, esgrima y box mantenían en la pelea a Tamaulipas, a pesar que el oro escaseaba.

Con esto las cosas cambiaron y el camino comenzó a hacerse más firme y fuerte para la entidad, ya que el 24 de marzo fue el día en que el bronce y la plata se convertía en oro para Tamaulipas, el Judo abrió punta y esto le ayudo a disciplinas como Frontón y Tiro con Arco, que lograban cristalizar cada vez más el sueño.

El 4 junio… en el que Tamaulipas se encontraba en la posición número 13 del medallero Olímpico; donde 12 preseas han sido de oro, 14 de plata y 27 de bronce, estando a solo a 8 medallas de oro para colocarse dentro de las mejores 10 delegaciones.

Fue ahí, ahí donde la meta se veía cerca, y es que las “Reinas del Sur” lo volvían a hacer, convirtiéndose la disciplina de la Gimnasia Rítmica el deporte fuerte para los tamaulipecos, al lograr durante los últimos 8 años alzarse entre las mejores, y eso se hizo notar, logrando el 6 de junio la posición 10 del medallero Olímpico.

Cerrando con fuerza los deportes como Tenis, Levantamiento de Pesas y Luchas Asociadas, quienes terminaron cumpliendo con la meta trazada, para que Tamaulipas repita la hazaña de meterse en el Top Ten de esta Olimpiada Nacional al lograr cosechar un total de 78 preseas; de las cuales 29 fueron de oro, 21 de plata y 28 de bronce.

Es por ello que este camino no fue fácil, se logró gracias a cada esfuerzo, en cada festejó, en cada gota de sudor, en cada lagrima, en cada punto logrado, con cada grito… con cada pasión y orgullo… por que la victoria es única… a pesar de que las barreras fueron grandes, porque los errores se corrigieron hasta lograrse perfeccionar, hasta lograr poner a este Estado entre los más grandes del país.

Galería