La NFL ha vuelto. Los campeones han vuelto. Los Gigantes de Nueva York, que por segunda ocasión en cinco años vencieron a los Patriotas en el Super Bowl en febrero, presumen esta noche su corona, nada menos que ante los Vaqueros de Dallas en el juego inaugural de la campaña 2012 del futbol americano profesional.

Liderados por el quarterback Eli Manning y una férrea defensa, los Gigantes fueron de un mediocre 7-7 al título de la NFL, tras cerrar la campaña 2011 con seis triunfos en fila, incluido uno ante Dallas para definir al campeón de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC).

Los Gigantes buscan convertirse en el primer equipo de la NFC que gana dos Super Bowls consecutivos, desde que los Vaqueros lo hicieran en aquel lejano 1993-94.

Han pasado 16 años desde el más reciente título de Dallas, pero el dueño de los Vaqueros, Jerry Jones, confía en que los problemas de su defensiva contra el pase se han resuelto con la llegada del novato Morris Claiborne y el veterano Brandon Carr.

Y Eli ha notado el cambio.

“Su frontal es muy similar. Obviamente, agregaron algunas caras nuevas en la secundaria y dos esquineros titulares”, dijo Manning. “Tenemos que ver cuál será su estrategia, pero nosotros tenemos un plan. Tenemos una idea de lo que pensamos van a hacer a lo largo del juego, pero tenemos que ver y ajustar”.

Será también el debut del corredor David Wilson (Virginia Tech), selección de primera ronda de los Gigantes y quien tiene la responsabilidad de suplir a Brandon Jacobs.

Mientras Manning tiene a los receptores Hakeem Nicks y Víctor Cruz, Tony Romo, el quarterback de los Vaqueros, cuenta con Dez Bryant y Miles Austin, ambos recuperándose de lesiones. Quien está en duda es el siete veces invitado al Pro Bowl, el ala cerrada Jason Witten (bazo), uno de los mejores amigos de Romo, dentro y fuera del campo.

Romo no sólo enfrenta la presión de los Gigantes, sino de la prensa y la afición en Dallas, a la que se le agotó la paciencia y le exige un Super Bowl al pasador de sangre mexicana.

“Creo que como quarterback , en la NFL siempre tratas de mejorar y ganar el Super Bowl”, dijo Romo. “Hasta que lo hagas, siempre vas a tener que lidiar con cuestionamientos y esas cosas. Pienso que es parte de lo mismo. Es la parte buena de este juego, que siempre somos juzgados por esas cosas. Y eso lo hace divertido. Como jugador, siempre pones todo de tu parte y te comprometes para ver si algún día puedes obtenerlo”.

Los Vaqueros tienen marca 4-0 contra Gigantes en partidos de semana inaugural (1965, 1986, 1995 y 2007). El último juego de la NFL celebrado en miércoles fue el 22 de septiembre de 1948, cuando los Carneros de Los Ángeles derrotaron a los Leones de Detroit, 44-7.

Galería