Un ídolo. Hablar del jugador de la NBA Micahel Jordan es nombrar a una leyenda del baloncesto y deporte mundial.

Para la gran mayoría es el mejor de todos los tiempos y su legado ha generado fanatismos sin precedente alguno.

Un dominicano que fue cautivado por Jordan en su etapa majestuosa con el dorsal 23 de los Chicago Bulls de la NBA, no tuvo mejor idea que tatuarse su camiseta.

En tamaño y textura real, así lo decidió y ahora el video da la vuelta al mundo.