Diferencias pondrían en jaque la dinastía de los Patriots; el equipo lo niega

Mientras que Bill Belichick ya tenía un mente un plan de sucesión con Jimmy Garoppolo, Tom Brady no cedía en su intención de jugar más allá de los 40 años, según un reciente reportaje.

Por: , 05 de enero de 2018, en la Categoria: Internacional
Click para ampliar la imagen

La relación entre Bill Belichick y Tom Brady, que le ha dado cinco títulos a los New England Patriots, se habría fracturado debido a diferencias entre ambos, una situación que significaría el principio del fin de la última dinastía de la NFL.

Según un reportaje de “ESPN”, Belichick y Brady se habrían distanciado debido a diferentes situaciones ocurridas desde la temporada 2014. Una de ellas fue la creciente influencia del entrenador personal y socio del quarterback, Alex Guerrero, en los jugadores de los Patriots.

Varios jugadores preferían acudir a Guerrero y el llamado “Método TB12”, un programa de entrenamiento y dieta creado por el preparador y Brady, en lugar de asistir con los médicos del equipo, como lo prefería Belichick. A partir de ese momento, el coach le quitó el acceso que antes tenía el consejero a las instalaciones del equipo y le prohibió estar en la laterales durante los partidos. Fue desde ese momento que Brady comenzó a hablar de jugar más allá de los 40 años, justo en la temporada en la que los Pats ganaron el Super Bowl XLIX.

De acuerdo con la investigación de “ESPN”, un amigo cercano dijo que el “Método TB12” cambió a Brady para mal, sobre todo después de la publicación del libro en septiembre.

A pesar del deseo de Brady de extender su carrera, Belichick ya tenía en mente un plan de sucesión que podía comenzar en 2018 e incluía a Jimmy Garoppolo, quien en octubre pasado llegó a los San Francisco 49ers vía un canje. El head coach de los Patriots no quería deshacerse del joven mariscal, pero lo habría hecho por petición del dueño del equipo, Robert Kraft.

Según el reportaje, Brady le pidió a Kraft que hiciera el “trade” de Garoppolo al verlo como una amenaza para su plan de jugar hasta mediados sus 40 años.

Además, Brady se habría hartado de la “negatividad y el cinismo” de Belichick, sobre todo después del partido de la ronda divisional de 2017 ante los Houston Texans. Tras la victoria de los Pats, el entrenador criticó a Bradu enfrente de sus compañeros y lo reprendió por no cuidar bien el balón; el QB sufrió dos intercepciones en ese juego.

LOS PATRIOTS CALIFICAN DE FALACIA EL REPORTAJE

Tras la información publicada por “ESPN”, los New England Patriots respondieron con un comunicado en cojunto de Kraft, Belichick y Brady.

“Durante los últimos 18 años, los tres hemos disfrutado de una muy buena y productiva relación laboral. En días recientes, ha habido múltiples reportes de prensa que especulan sobre teorías sin sustento, altamente exageradas e incorrectas. Los tres compartimos una meta común. Esperamos con impaciencia el enorme reto de competir en la piostemporada y la oportunidad de trabnajar juntos en el futuro, tal como lo hemos hecho los últimos 18 años. Es desafortunado que nos veamos en la necesidad de responder a estas falacias. Nuestras acciones han demostrado que nos mantemenos unidos”.

No es la primera vez que los reflectores de la prensa se posan sobre los Patriots por situaciones extra cancha justo en la postemporada. También sucedió en los playoffs camino al Super Bowl XLIX por el escándalo del “Deflategate”.

Comenta esta noticia!