Cristiano, el jugador que toca el ‘Olimpo’ de un salto

El delantero portugués se caracteriza por sobrepasar la altura promedio al momento de rematar de cabeza

Por: , 08 de julio de 2016, en la Categoria: Internacional
Click para ampliar la imagen

Cristiano Ronaldo disputará la Final de la Eurocopa 2016 gracias a que tuvo una actuación brillante en la victoria de Portugal sobre la selección Gales. El luso abrió el marcador con un cabezazo que ha dado la vuelta al mundo por el impresionante salto que dio al rematar el balón, simulando flotar en el aire.

Con su gol, el capitán luso dejó boquiabierto al mundo del futbol por haberse elevado 76.2 centímetros del suelo llegando hasta los 2.61 metros de altura, los cuales rebasaron la medida del travesaño de la portería (2.44 metros).

Cristiano, durante su salto en el partido frente a Gales

Antes de conectar el esférico se suspendió en el aire casi un segundo (0.7). Además el salto no fue lo único sobresaliente, pues al realizar el remate el balón tomó una velocidad de 71.3 kilómetros por hora.
Unos estudios realizados por Castrol, en 2013, determinaron que Cristiano Ronaldo se eleva del suelo, en promedio, 0.80 centímetros, lo que significa, que está por encima del promedio de un jugador de la NBA, que tiene 0.60 centímetros. La altura que alcanza el luso haría tocar su cabeza la red de una canasta de basquetbol.Además, el también delantero del Real Madrid ya nos tiene acostumbrados a verlo realizar goles de la misma manufactura, ya que ésta es la octava vez que sucede, pero la primera a nivel de selecciones.

Los récords de CR7 al rematar de cabeza

Las otras siete ocasiones las realizó vistiendo la playera del Real Madrid y del Manchester United. Carlos Santillana, exjugador del Real Madrid y uno de los mejores rematadores de la historia, afirmó que el remate de Cristiano, “desde esa posición estática, de parado, es de un portento, de un atleta prodigioso”.
Sin duda, Cristiano Ronaldo dejará un legado en el futbol gracias a su capacidad atlética.

Comenta esta noticia!