La noche de ayer fueron avisados los organizadores de los viajes, de la Porra de Correcaminos, Daniel Guerrero y Javier Hernández, que no podría ingresar al estadio Jalisco con la Porra, debido a un veto por parte de la Liga de Ascenso MX, esto tras los hechos ocurridos en Altamira, cancelando el autobús que iría apoyar a los de la UAT.

Este hecho se los comunicó José Vélez Assad, jefe de prensa y difusión de Correcaminos. Inmediatamente esta situación trascendió en las Redes Sociales, con molestia por parte de los seguidores Naranjas, que ya habían apartado su lugar y pagado sus 450 pesos para viajar a tierras tapatías.

Directivos de Correcaminos fueron cuestionados por diferentes periodistas de la crónica deportiva, recibiendo diferentes respuestas, donde a unos se les comentó que no había veto, que solo eran recomendaciones por parte de la Liga, a otros se les dijo que era una credencialización, a otros no se les quiso informar, y a otros se les dijo que si querían podían viajar, pero era bajo el riesgo de que no entraran, ¿Qué no siempre es así?, en fin.

Como siempre Correcaminos hace las cosas al revés, trata de manejar una situación (porque creen que es lo correcto), después manejan las cosas de diferentes maneras que al último les sale explotando en la mano como cuete a niño sin supervisión en diciembre, si no me creen, recuerden que paso con los insultos racistas, la cuenta de twitter de Correcaminos lo hace oficial en el partido, Francisco Filizola Presidente del Club, le dice a TVC Deportes un día después, que no sabe si paso, pero que lo va a checar con su gente, al día siguiente dice que si paso y que son hechos reprobables y que se quejaron después del partido con el comisionado Canchola, y cuando la Liga, en este caso Decio de María sale en rueda de prensa a decir que Correcaminos ni en cuenta y nunca dijo nada, casi obliga a los Directivos universitarios a pedir perdón por expresarse.

Esto le suele pasar a la Directiva de Correcaminos, tener que esperar para tomar decisiones, ya que no les saben dar buen manejo, sabemos que no son ellos quienes toman las decisiones importantes, pero pequeñeces como estas, es difícil de entender que no las puedan manejar.

Lo triste es ver que esa afición tan dolida y que siempre los está apoyando, no reciba ese trato reciproco, cuando solían tenerlo. Esta Directiva no les regala un boleto, no los apoya y encima ahora los veta, porque estos cuentos chinos de la “Liga y su comunicado”, si lo supieran dialogar con la gente de arriba, tendría como consecuencia un estadio Jalisco con una mancha Naranja alentando a sus jugadores.

La Porra de Correcaminos ha viajado a infinidad de lugares, yo los vi en la Final de Ascenso, los vi en La Piedad, ya han estado en el Jalisco, no era la primera vez que iban a Altamira, y nunca con un problema que lamentar, ¿credencialización?, hasta suena a burla.

Comentarios: flamarique@extremodeportivo.com Twitter: @flama_extremo