Inicie esta columna con una frase célebre de uno de los más grandes en la televisión mexicana, como lo es Roberto Gómez Bolaños, en uno de sus muchos personajes, el Chapulín Colorado, que utilizaba la frase cuando las situaciones se ponían difíciles, y daba pie a resolver el problema; así es como Correcaminos debe tomar esta situación, con filosofía e inteligencia.

Correcaminos se quedó fuera de Semifinales y no se va a poder dar el bicampeonato, ese que se anhelaba, para tener la tranquilidad de ascender a Primera División de manera directa, pero ahora viene lo bueno, el momento clave desde que se consiguió el campeonato de Apertura 2011, la Final de Ascenso.

Se llegó el momento, ese que tanto aficionados, Directivos, como periodistas, así como uno que otro nuevo en esto del “Corre”,  esperaban, es momento de pensar en el juego clave, la Final de Ascenso, es momento de recuperarse físicamente, mentalmente, y retomar la ya famosa Fuerza Naranja.

Cuando el equipo inicio esta temporada, arrancó de la peor manera, con “enfermedades” como campeonitis, apatía, y hasta molestos por no tener  el descanso que usualmente se tiene, se dieron problemas de lesiones, problemas con algunos jugadores fiesteros y algunos internos que brotaron por el mal paso del equipo, se retomó el camino y se cerró de mejor manera, alcanzándoles para llegar a Liguilla.

Ya en Liguilla, Mérida no fue rival, y con el buen futbol del equipo, se dejó fuera al sublíder, presa fácil que dio más fuerza a los universitarios.

En la Semifinal, se dio uno de los encuentros más esperados, el momento de enfrentar al equipo más motivado del torneo, al que mejor jugó, al que cuenta con 3 victorenses, al que tiene una Directiva con poder en la Federación Mexicana de Futbol y con el que desde un principio se veía, era el rival a vencer.

En el juego de Ida, su buen futbol espanto a varios, vino al Marte R. Gómez y lo hizo ver fácil, el portero Naranja dio el encuentro de su vida y salvó de la humillación.

Para la vuelta, muchos como el “Coco” Giménez, aseguraban que Correcaminos iba a ser aplastado por León en Nou Camp, pero no fue así, los universitarios se plantaron y dieron buena pelea, misma que no les alcanzó para derrotar a los “esmeraldas”, ya que volvieron a sufrir del mal de toda la temporada, la contundencia, pero es una situación que le servirá al estratega Nacho Rodríguez para estudiar lo que podría darse como Final de Ascenso, no quiero descartar a Lobos Buap, porque su mérito tiene al llegar, pero si las cosas se dan por lógica, León estará de visita una vez más en el Marte R. Gómez y es donde se debe de ver el trabajo que en estas 2 semanas se tiene que dar.

Por lo pronto “Calma que no cunda el pánico”, quedan 180 minutos más.

Comentarios: flamarique@extremodeportivo.com Twitter: @ErichFlamarique