Lipstick Futbolero

Recuerdos del Clásico Tamaulipeco

Por: , 10 de Agosto de 2017

Garra, entrega, pasión, orgullo… todo por ser el mejor de Tamaulipas, el vencer al tan odiado rival ¿existirán palabras exactas para definir un clásico?

 
Un clásico es esa mezcla de sentimientos y emociones, algo impresionante que solamente pueden lograr 22 hombres adentro de un rectángulo verde con un balón y miles de almas a su alrededor. Once Azul-Naranjas y once Azul-Celestes que cargan en sus espaldas la enorme responsabilidad de dos zonas enteras, el centro contra el sur de Tamaulipas.

 
Pareciera ser que poco a poco el tiempo se han llevado aquellos memorables clásicos, aquellas goleadas y esos partidos jugados a muerte por sus actores, aquellos clásicos de antaño de los que hoy solamente quedan memorias.

 
Hoy, en este preciso momento, el tema del cociente en el Ascenso MX es el pan de cada día para ambos equipos, un tema al que los Jaibos ya están acostumbrados, pero un tema completamente nuevo para los Correcaminos.

 
Los recuerdos llevan rápidamente a dos Clásicos Tamaulipecos que marcaron historia, el primero de ellos, su nacimiento en la Temporada 83-84 en donde Francisco “Muga” Medrano anotó para Correcaminos, con lo que el equipo de victoria se llevó la primera edición de este duelo de pasiones.

 
El segundo de ellos en el año 1997 teniendo de escenario el estadio Eugenio Alvizo Porras, donde Correcaminos selló una goleada contra Tampico Madero 4-1 con dos anotaciones de Carlos Pavón, una del “Charro” Mendoza y una más de Francisco Cruz.

 
En épocas recientes, uno de los clásicos más recordados es el del 2007 en la capital del Estado; un colorido total en la grada, con el Marte R. Gómez a reventar. La sirena de Don Miguel Caballero alegraba a los actores en la cancha y a la afición en la grada, la Legión Plebe estaba en su máximo esplendor y la “Terrorizer” llegaba como cada clásico a “invadir” tierras capitalinas.

 
Correcaminos contaba con jugadores que dejaban todo en la cancha y que lo más importante, hacían clic con la tribuna y todos, equipo y afición se encontraban en la misma sintonía para este partido tan importante, tenían un solo objetivo en mente… vencer al acérrimo rival.

 
De la mano del “Millonario” Sergio Orduña y a la voz de “Lindo pescadito” por parte de la afición, Correcaminos humilló a Tampico Madero 3 goles a 1. La “Yaya” Álvarez, Ulises González y Armando Tavira fueron los tres anotadores de la noche en la que una vez más, Correcaminos derrotaba a la Jaiba Brava.

 
Sin imaginarlo, la afición tamaulipeca se topó en el Clausura 2010 con el que sería el último de los Clásicos Tamaulipecos, con un empate 1-1 en el Estadio Tamaulipas. Correcaminos y Tampico Madero decían adiós al duelo de pasiones en el Estado; una Jaiba Brava golpeada administrativamente, una afición a la que le arrebataron su categoría y un equipo que pasó al olvido en el infierno de la Segunda División.

 
El regreso del Clásico Tamaulipeco:
Ocho largos años tuvieron que pasar para que Tampico Madero regresara al Ascenso Mx, y fue en el pasado Torneo Apertura 2016 donde ambas escuadras se volvieron a ver las caras.

 
El estadio Marte R. Gómez fue el escenario para el regreso triunfal del Clásico Tamaulipeco. Por fin, después de una larga espera, los aficionados Correcaminos y Jaibos volverían a vivir la emoción y el sentimiento que un Clásico Tamaulipeco representa para cada persona en especial.

 
Tampico Madero Futbol Club regresaba con una magia especial, un renacer completo en donde jugadores, aficionados, cuerpo técnico y directiva iniciaban el camino hacia el ansiado ascenso.
Sin embargo, en esta edición 28, Correcaminos dio un golpe contundente de autoridad y con un estadio sin aforo completo, derrotó por marcador de 2-0 a los celestes.

 
El regreso tuvo de héroes a los consentidos por la afición azul-naranja en los últimos años, el hondureño Johnny Leverón y el ultimo ídolo del equipo Nicolás Saucedo.

 
La noche completamente celeste:
El Coloso de la Unidad Nacional se vistió de gala para el Clásico Tamaulipeco número 29.
Desde tempranas horas aficionados inundaban las calles con su playera de la Jaiba y el estadio, a reventar desde hora y media antes que el árbitro diera el silbatazo inicial con largas filas para la entrada y banderas y colorido místico y especial.

 
La afición de Tampico Madero demostraba a cada segundo él porque se hacían llamar los más grandes de Tamaulipas y el por que el ascenso era la única meta… cada zona del estadio, cada persona en el estadio se unió en un solo grito… ¡Tampico Madero, ra ra ra!
El primer clásico en el Tamaulipas después del regreso de la Jaiba Brava fue completamente celeste, esa noche Correcaminos salió humillado del Sur del Estado tras perder 3-0, siendo el primer gol una anotación de Diego Menghi, viejo conocido de Correcaminos que además, aprovechó para dedicar un festejo al ritmo del “Gallinazo”.

 
Lo demás, fue historia, el defensor Pierre Ibarra marcó un autogol y el último clavo del ataúd lo dio Alberto “Guamerucito” García. En esta ocasión, Correcaminos no tuvo grado de comparación, y por su parte, la Jaiba Brava fue completamente superior.

 
¿El adiós del Clásico Tamaulipeco?
Lamentablemente para la fiel afición de Tamaulipas, Correcaminos y Tampico Madero no se encuentran en la mejor de sus facetas y el tema del descenso es un tema latente en el Estado, es una realidad.

 
Será el estadio Marte R. Gómez el escenario que se encargue de recibir el clásico número 30, en donde de la mano de Fentanes y Rayas, ambos equipos lucharán no solo por todo lo que el Clásico Tamaulipeco significa, sino que también, lucharán por la permanencia contra un rival directo en la porcentual.

 
Correcaminos, llega en la posición número 12 de la tabla general, con solo 3 unidades; dos derrotas y una victoria (0-1 Leones Negros, 1-2 Alebrijes de Oaxaca, 1-0 Juárez). La Jaiba Brava cuenta con la misma cantidad de puntos, pero debido a la diferencia de goles, se encuentra en la posición 10 al cosechar 3 empates (0-0 Atlético Zacatepec, 1-1 Celaya, 1-1 Atlético San Luis).

 
Mientras que, en el tema del cociente, Tampico Madero llega como el último lugar con un porcentaje de 0.9730 y Correcaminos está en la posición 14 con un porcentaje de 1.1045.

 
Será este próximo viernes cuando la gran prueba tenga lugar, cuando la magia del Clásico Tamaulipeco llene las expectativas de azul-naranjas o azul-celestes y en donde ambas escuadras tienen la enorme y tajante oportunidad, con el reflector que un Clásico representa, de sumar puntos en la lucha por su permanencia en la división de plata y al finalizar la noche se decidirá, si el orgullo tamaulipeco se queda en el sur del Estado o regresa a la capital.

 

Comenta esta columna!