Últimas Deportivas

Lo que mal empieza…

Por: , 19 de abril de 2017

FRACASO, no se le puede llamar de otra manera al Torneo Clausura 2017 que tuvo Correcaminos, los números lo reflejan, 9 derrotas, 4 empates y solo 4 victorias, dos de ellas en las últimas dos jornadas, temporada que los metió en problemas en el cociente (descenso).

 
La nueva directiva a cargo de Rafael Flores Alcocer, que desde que llegó dijo que no le gusta que le digan Presidente, tal vez porque no lo representa, no pudo hacer nada para rescatar la temporada que se esperaba fuera de “cambio”.

 
Desde la presentación con Jaime Ordiales, Armando González, Esteban Mejía y Miguel Manzur, se anhelaba un trabajo digno, un aliciente para la afición que respondía a la primera con buenas entradas, con apoyo y con esa fidelidad que los caracteriza cuando piensan que “será la buena”.

 
Si bien es cierto que el equipo ya estaba armado, no es pretexto ni se vale ponerlo de excusa, ya que hicieron suficientes movimientos para armar un plantel competitivo, se trajeron a un consagrado como Matías Vuoso, a dos extranjeros, Hinestroza y Goularte, y varios jugadores que pretendían solucionaran el problema de gol en el equipo, no fue así.

 

Vuoso tuvo un doblete y bailó en un partido, si no regresa, esa será su historia en Correcaminos, los extranjeros no tuvieron la mejor de las suertes, por momentos parecían jugadores de barrio, Hinestroza fue el que mostró un poco más de futbol, hasta gol metió.

 
Josuetl “Gato” Rea y Abraham Ávalos pasaron de noche, David Rambo Becker fue lo más rescatable, sin embargo cometió errores que lo dejarían como un buen tercer suplente, no obstante sentó a Centeno y al “Chivo” Gallardo.

 
Pero el problema no fueron los jugadores que llegaron, el hecho de que varios de ellos sean promovidos por Flores Alcocer no causó ningún efecto, la realidad es que el primer golpe se dio en lo económico, que al final se los andaban regresando con tal de que ganaran, el segundo se dio con el trato, fue prepotente, y no solo con jugadores, también con la prensa, el tercero fue meterse con las familias y el último fueron las declaraciones de Jaime Ordiales acribillando a sus jugadores por rescatar a los del jefe, pero “que les puedo decir muchachos”, era su frase luego de cada derrota ante los medios.

 
No recuerdo alguien que continuara en su puesto luego de obtener esos números, ahorita empiezan los rumores, si se van a Reynosa, si se quedan en Victoria, la realidad es que el equipo necesita un cambio de verdad y que la capital tamaulipeca urge de restructuración de tejido social como tanto pregona el Director del INDE Carlos Fernández Altamirano, eso es cierto, el futbol si da esa atención, ¿recuerdan Juárez?, ¿Tijuana?, entre otras ciudades, proyectos serios y que no solo se busque hacer negocio es lo que se necesita.

 
Esperemos que el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que es futbolero, que le gusta el futbol de verdad, tome cartas en el asunto y no permita que se siga echando a perder el equipo que le dejaron, él puede poner ese orden que se necesita en una institución tan lastimada como Correcaminos, por lo pronto esperemos noticias, que ahora hasta eso restringen.

 
Que tengan excelente día.
Twitter: @flama_extremo

Comenta esta columna!