En la Línea

FUTBOL Y ARBITRAJE DE SEGUNDA

Por: , 13 de abril de 2015

Tras disfrutar de unas merecidas vacaciones, pero sin dejar de ver los partidos de fútbol ya que hubo oportunidad de estar presentes en el estadio “Azteca” para ser testigos del ambiente que provoca el América vs Cruz Azul y al siguiente día el Pumas vs U de G, sin duda otro nivel estar en estadios de Primera división; como añore las épocas doradas del estadio “Tamaulipas”, desde la llegada de los equipos el entorno que rodea al inmueble pero sobretodo la calidad balompèdica que exhiben en el terreno de juego.

América y Cruz Azul siguen dividiendo a la afición que bajo la mirada de la policía capitalina no permitió lugar a los desordenes por lo que se considera una jornada limpia, mientras que en CU la extrema supervisión de evitar ingresar desde cinturones hasta pilas, astas banderas, botellas, en fin objetos que a la postre resulten proyectiles, dio pie a que el “Goya” retumbará en los rincones del estadio “Olímpico”.

¿Y nuestro “Tamaulipas”? “ahí nomás” decía el enorme Clavillazo, triste observar como el ambiente de primer nivel continua ausente en nuestra plaza, desde los escuálidos partidos que jugó en la 94-95 el Tampico-Madero en la era de Antonio Peláez Pier quien por atravesar crisis económica se vio obligado a vender sobre la marcha  a vender a empresarios de  Querétaro, donde el atractivo era el duelo del 12 de diciembre de ese año ante América, observar a diversos rincones del “Azteca” y el de “CU” obligó a evocar los tiempos gloriosos de la “jaiba Brava” que hacía temblar a sus rivales, en donde comentaristas y ex árbitros inmediatamente al saber nuestra procedencia porteña resaltaban en sus opiniones los famosos “5 – 5” y la pregunta obligada ¿Cuándo retornarán a la máxima división? Lo más triste ya ni árbitros hay, antes de perdido había presencia en los circuitos de Ascenso Mx y la máxima categoría, hoy en día ni eso tenemos.

Si bien es cierto, actualmente la directiva propietaria del “Alebrijes” de Oaxaca hace su apuesta por sostener al equipo Tampico-Madero en la segunda división (el cual por cierto jugará la liguilla en contra del Cruz Azul Hidalgo) la intención sigue siendo la misma tónica de años encontrar la fórmula basada en esfuerzos de diferentes directivas en traer la Primera “A” mínimo, ya que la categoría de la “crema y nata” se ve muy lejana ante la enorme cantidad de $$$$$$$$ que habría de invertirse.

De ahí que el arbitraje antes era el camino que nos tenía en la mente y hermosa realidad de recordar a Tampico y Madero al ver un silbante o asistente de línea como el caso de Sergio Silva, Antonio Balderas, Daniel Villarreal, todo ello gracias al exitoso trabajo realizado por el entonces responsable de la delegación profesional de árbitros en Tamaulipas: Guillermo Gutiérrez Moncayo, quien tenía presencia y personalidad en la H.Comisiòn que encabezaba Edgardo Codesal, la delegación arbitral tamaulipeca tenía actividad en todas las divisiones.

La dirigencia de hoy carente de presencia y trayectoria ante la H Comisión de Arbitraje, está sumida en el mar de la carente posibilidad de llevar a algún elemento a buen puerto, lo cual sería cristalizar en la de Ascenso Mx como central y de ahí dar el brinco a la máxima división; infelizmente para Tamaulipas los silbantes de hoy en día deben conformarse con lo que les den: Segunda y Tercera división.

No hay quien levante la mano y pida la oportunidad para que los jóvenes logren dar ese pasito, por eso sería bueno que los cambios que siempre son para bien, se den a finales del torneo actual y la dirigencia se renueve.

Hombres como Guillermo Gutiérrez Moncayo, Sergio Silva y Antonio Balderas, merced a su trayectoria en Primera división, y la de Memo por su estupendo trabajo como dirigente deben ser rescatados para sacar a Tamaulipas adelante;  al menos ahí ya que ni Correcaminos, ni “Estudiantes” de Altamira y mucho menos Tampico-Madero a través del arbitraje lograr que nuestro estado tenga presencia en el fútbol del máximo circuito.

Cabe señalarse que ya comienzan a sonar tambores de cambio de plaza en Altamira, al indicar su propietario Enrique de Hita que ya está cansado de sumar fracasos y ellos impulsar $$ a cuanto jugador y entrenador llega, se mostró arrepentido de haber c construido el estadio en Altamira, pero dejo entrever la leve posibilidad de jalar la franquicia y convertirla en Tampico-Madero, pero mientras eso pasa el sur y el estado en si seguimos siendo de Segunda, Tercera y Ascenso MX, es más ya hasta en arbitraje porque de plano ni ahí se ven buenos frutos…..FUTBOL Y ARBITRAJE DE SEGUNDA.

POR HOY ES TODO, HASTA LA PROXIMA, MIENTRAS TANTO HAGA DEPORTE QUE NADA LE CUESTA.

Comenta esta columna!