Lipstick Futbolero

“Familia, éxito y futbol”

Por: , 02 de marzo de 2016

Existen momentos en donde las personas te van a juzgar, te van a desalentar y te criticarán, habrá días en que, a pesar de dar lo máximo de ti, las cosas no te van a salir y no le vas a “dar gusto a nadie”, pero, ¿Qué es lo que pasa cuando la víctima de esos comentarios es un futbolista profesional?

Esta por demás sabido que la carrera de un futbolista profesional es difícil, desde el momento en que deciden dedicarse a la pelota y desde el instante en que se convierten en una figura pública.

Se han dado situaciones en donde los futbolistas, o no han podido soportar las críticas, han sido mal encausados por personas muy allegadas a ellos, han dejado que los escándalos y el mundo social los rebase, o les “pega” esa rachita de poco futbol teniendo que estar en la banca y en ocasiones no saben cómo salir de esas malas situaciones; y es que es muy fácil perderse cuando las cosas no salen bien, es entonces cuando el futbolista empieza a perder el piso y poco a poco termina por desaparecer.

También se sabe que son contados los futbolistas que después de un mal rato o un “bache” en su carrera, han conseguido llegar al éxito profesional, es por eso que a muchas personas y aficionados a este hermoso deporte llamado fútbol están a la expectativa del papel que desempeñe el ídolo nacional, Javier “Chicharito” Hernández.

Se le puede llamar suerte o fruto de un trabajo constante, pero el paso que lleva el delantero mexicano en la Bundesliga es algo que llena de orgullo a muchos. No cualquiera se levanta de ese golpe que sufrió su carrera, cambia de equipo y de país para llegar a “romperla” en tan poco tiempo. Lo que más llama no solo mi atención, sino que creo que de varios de ustedes también, es la actitud con la que Javier afronta no solo su carrera futbolística, sino la vida misma.

Fácilmente Javier Hernández pudo dejar de lado su sueño de ser futbolista, desde los momentos difíciles en Chivas, su no convocatoria a la selección sub-17 que en 2005 conseguiría el primer campeonato mundial para México, pasar momentos sin goles, y la historia que todos conocemos de Madrid a Manchester United.

Me atrevería a decir que la diferencia en esta historia de éxito que estamos viendo día a día, se relaciona inmediatamente con las personas que rodean a Hernández y que son fundamentales para que mantenga los pies en la tierra y con la mirada fija hacia un solo objetivo… Trascender…

Es muy importante que un futbolista este rodeado de personas que quieran verlo triunfar, que lo ayuden a estar siempre encausado, que lo mantengan con los pies en la tierra pero que también lo impulsen a seguir luchando por su sueño.

Que el futbolista tenga ganas de trascender, pero lo más importante, un compromiso de verdad con la profesión, tal como Javier Hernández, que a pesar de todas las críticas y malos momentos sigue luchando por sus sueños y por darle alegrías no solo a su familia, sino a una nación entera.

“La diferencia entre ordinario y extraordinario, es ese pequeño extra”.

 

Comenta esta columna!