Recuerdo que en el Apertura 2011 se habló que la “continuidad” era el pilar de Correcaminos, que iba a ser primordial en la administración de Francisco Filizola como Presidente, ese torneo en la jornada 5 le dieron las “gracias” a Jorge Almirón, quien ya tenía armado al equipo que tanto se recuerda.

Llegó Ignacio Rodríguez Bahena como emergente, con una gran oportunidad, en un plantel muy completo que incluía nombres que están en la lista actual, Nicolás Saucedo y Diego Olsina eran una dupla temible en ese torneo.

Nacho Rodríguez también ganó sus primeros tres juegos, una gran coincidencia con lo que hasta ahora ha hecho Alex Aguinaga.

Para mi es momento de preguntarse ¿espejismo o realidad?, como siempre las comparaciones son odiosas para algunos, pero vale la pena hacerlas.

En el 2011, Nacho Rodríguez no hizo grandes cambios en el parado táctico del equipo, simplemente les quitó presión a sus jugadores, presión que en aquel torneo tenían con Jorge Almirón que muchas veces por su carácter, encaró algunos jugadores en el vestidor.

Ese torneo hasta con el preparador físico había tensión, recuerdo que varios se quejaron que en el torneo regular parecían que estaban en pretemporada de lo fuerte de los entrenamientos.

En el 2014, la presión de Omar Arellano estaba con sus jefes, ya que no ́podía cumplir sus compromisos trazados, jugar ofensivo, llevar gente al estadio, fue señalado de ahuyentar a la afición, de tener mala relación con la prensa, a la que en sus últimos meses ya no saludaba ni por educación, algunos jugadores se “gancharon” en algunos de sus comentarios.

Llega Alex Aguinaga y les quita esa presión, habla con clase en las ruedas de prensa, se maneja con educación y respeto, algo que en lo particular considero lo más importante, obviamente no ha perdido y sus cambios tácticos han sido mínimos hasta ahorita, pero ha cambiado la actitud dentro del campo de los jugadores, se les ve más entrega y lo principal es que siguen ganando.

A pocas fechas de que concluya el torneo regular se ve un equipo sólido, que está trabajando aun para ser un equipo contendiente, eso pasó en el 2011, yo creo que hasta la victoria contra Altamira en Cuartos de Final se empezó a creer que ese equipo podía llegar al campeonato, aún no he visto un juego con Aguinaga que en mi análisis diga, si juegan siempre así podrían ser campeones, pero quedan partidos por disputar, esperemos que lo hecho hasta ahorita sirva para llevar gente al estadio y deje de ser un espejismo, para que la temporada se convierta en una realidad que los lleve al campeonato, esta afición necesita al equipo pero el equipo necesita mucho más a esta afición.

Ya por último, quiero agradecer por todas las muestras de cariño que tuvieron conmigo en mi cumpleaños el pasado 26 de septiembre, fue un día muy especial, como dato curioso Correcaminos nunca pierde en mi cumple. Que tengan un excelente inicio de semana.

Comentarios: flamarique@extremodeportivo.com Twitter: @flama_extremo