Gambeta

¿Es la actitud?

Por: , 15 de agosto de 2013

Estamos iniciando el torneo, me parece entonces el mejor momento para analizar lo que hasta el momento hemos visto en el accionar del equipo Correcaminos.

Primero retomo el partido ante Dorados enla Jornada3 en el que después de ver poco fútbol, poca idea, nula actitud, ritmo lento de juego por 65 minutos por parte de los naranjas, vimos un Correcaminos totalmente diferente ya cuando el marcador no les favorecía, que aunque estaba desordenado aún, ahora si mostraba ganas de conseguir el gol.

¿Cuantas veces hemos visto partidos así?, la mayoría de las derrotas o incluso los triunfos tenemos que esperar a que los jugadores en la cancha se vean presionados por un gol o por insistentes llegadas de peligro, para poder sacar esas ganas de llevarse el triunfo. Bien, problema numero uno para Correcaminos.

Ahora vamos al partido más reciente ante Galeana, ese que fue tan sonado en los medios locales por esperar poco de un equipo que apenas se integró a la liga de ascenso y que terminó por darnos una lección a todos, incluso a los medios que desestimábamos su accionar. Mucho más a los jugadores quienes tuvieron que pasar ese trago amargo consecuencia de salir a la cancha a… nada.

Me da la impresión que los jugadores salen a la cancha en otra sintonía, lentos, con la cabeza en no se donde. Claro que hay sus excepciones, esos jugadores que desde los primeros minutos tienen hambre de hacer el gol, pero con esos compañeros lentos y que no penetran, es imposible que dos o tres hagan todo el trabajo, por algo el equipo tiene once elementos.

En diferentes declaraciones los jugadores entre ellos Tomás Domínguez, Hugo Sánchez, incluso quienes han tenido pocos minutos en estos partidos como Roberto Nurse, se han mostrado apenados con este último resultado, con ese partido, con lo realizado hasta ahora.

Considero que es lo menos que pueden decir, ahora, después de las disculpas esperemos “se pongan las pilas” para remediar este mal, que a buen tiempo se descubrió, ocuparse de lo que viene, como se consideró.

Y como dijo “Nico” Saucedo, ojala esta caída sea un “parte aguas” para de aquí en adelante demostrar lo que tanto se habla; que hay un excelente equipo, que está armado para ascender y que quiere clasificar.

Nosotros seguimos esperando ver un Correcaminos completo, competitivo y con garra en la cancha.

Esperemos el problema sea solamente de “actitud”.

Si logramos dar respuesta, daremos solución al problema y entonces tendremos partidos con una entrega inmensa, así como la que disfrutamos los últimos minutos del partido ante Dorados, en donde en las tribunas los aficionados se levantaban de sus asientos con la palabra gol a punto de ser coreada, y que solo terminaba en suspiros al no ver la jugada concretada.

Deberían de hacerles creer que van perdiendo, haber si así vemos entrega, lucha y buen fútbol en ellos desde el minuto uno.

Twitter:  @faharamercado

Comenta esta columna!