Lipstick Futbolero

Depende de ellos

Por: , 26 de abril de 2017

El equipo de Correcaminos que milita en la Segunda División de la Liga de Nuevos Talentos, fue eliminado en la fase de Cuartos de Final del Torneo Clausura 2017 por marcador global 2-3, al perder en la ida 2-0 en su visita a  la llamada “cenicienta” de la liguilla, Arroceros de Cuautla, y pese a ganar en casa 2-1, terminó por pagar muy caro el no anotar de visitante, cosa que Cuautla si concretó en su visita al Marte R. Gómez, por lo que pasó a las semifinales.

Este es el segundo año consecutivo en el que se repite la historia para los dirigidos por Jorge Urbina y basta con recordar que la campaña pasada quedó campeones en diciembre, pero para el Clausura 2016 ni siquiera calificaron, por lo que tuvieron que esperar varias semanas para disputar la tan ansiada final de Ascenso.

El ascender depende de ellos mismos, y es que lo acontecido el sábado en el Estadio Marte R. Gómez, no fue más que una combinación de varias circunstancias inesperadas que se presentaron en el partido menos conveniente, de esas circunstancias que solo da el futbol donde dos de tus mejores hombres de este proceso, Leonardo Franco y el goleador del equipo Armando Arce fallan dos penales y en donde lamentablemente para Correcaminos , Armando Lomelí fue factor en dos de los tres goles que recibió el equipo en esta fase, siendo injusto para el arquero que me atrevo a decir, es de los mejores hombres en el plantel, con seguridad de manos y buenos reflejos,  y no por nada fungió como capitán en varios encuentros.

De los errores se aprende y Correcaminos no se puede permitir tropezar con la misma piedra dos veces, si bien son solo 15 días los que separan a Correcaminos de la actividad, el panorama puede verse alentador.

Una realidad es que Jorge Urbina tuvo que acomodar sus piezas conforme a varias y muy notables bajas de jugadores que venían participando como titulares. Sin embargo, estos días servirán para que los cartuchos se recarguen y se pueda tener un equipo completo, a excepción claro, de Orlando García y Edgar Benítez que no completaron los minutos.

Para la final de Ascenso regresarán a la actividad elementos que en un momento fueron puntos clave en el accionar de los naranjitas: los defensores, Adán Núñez y Luis Valenzuela, Orlando Jiménez y Mario Tinajero.

Una realidad también, es que, por esas mismas razones extrañas del futbol, los mejores equipos (a excepción del líder general Yalmakan) quedaron eliminados en esta fase, y el único sobreviviente del mejor grupo de la Liga de Nuevos Talentos (grupo que logró tener 3 de 8 calificados), es Calor de San Pedro, ya que Dorados tampoco pudo continuar y de Correcaminos, ya sabemos la historia.

Sin conocer aún el rival, que saldrá de Yalmakan, Cuautla, Celaya y Calor de San Pedro, el ascenso de Correcaminos depende de ellos mismos.

Tal y como lo menciona Juan Villoro en “Dios es redondo”, “El Crack solo existe rodeado de cierto dramatismo”, poniendo de ejemplo a la naranja mecánica del ya lejano 1974-78 que no llegó al triunfo mundialista precisamente porque tenía todo para ganar, pero en el futbol como en la vida, una secreta ley de las compensaciones exige que los campeones tengan “raspaduras”.

Correcaminos, tiene con que dar batalla, el panorama no es de derrota ni mucho menos de “maldición”, claro que el rival también juega pero el equipo, el equipo tiene con qué, no por nada son los campeones y varios de sus elementos figuraron ya con el primer equipo (es cuestión individual si los jugadores aprovecharon o no esa oportunidad), pero lo más importante, no por nada continúan “Salvando el barco Azul-Naranja” en cada oportunidad, muy bien ganada que se les presenta y terminan dando la cara por la institución.

¡Que tengan un maravilloso día!

Comenta esta columna!