Gambeta

Contrastes

Por: , 21 de abril de 2015

Los contrastes que te regala el futbol son únicos, tan bonitos que te hace sufrir. Tan dulces y amargos en 90 minutos, en los que los primeros agonizas porque tu equipo no pasa la media cancha, mientras que el resto del tiempo estas festejando los goles o en la orilla de la butaca cruzando hasta los dedos de los pies para no ver el balón en la red de tu potero. O caso contrario.

Así es estimado lector, seguramente usted tenia la incertidumbre de lo que sucedería con Correcaminos en ese juego contra Lobos BUAP, en el que ya iba en desventaja.

Sé que la esperanza era el primer ingrediente con el que inició este encuentro, pero le aseguro que al igual que yo, nunca esperó ver un Correcaminos tan diferente.

Un Correcaminos con un chip de entrega total, orden en sus líneas, una formación arriesgada sí, pero ambiciosa, tres al frente, ¡era tentador!

Un equipo concentrado, la defensa bien plantada, atenta incluso cuando su portero caía al frente en la jugada.

Los jóvenes actuaron con experiencia, el caso de Alejandro García quien libro la red de un gol que era casi seguro.

La experiencia mostro juventud y frescura de mentalidad, Lucas Ayala. Quien a mi parecer había hecho falta en los partidos anteriores en esa media cancha que tanto orden y control le hacía falta a Correcaminos.

Que le voy a decir de Nicolás Saucedo, dos pases exactos de gol, y un juego de recorridos constantes en la zona de arriba para asistir y generar peligro. Incluso peino una pelota para sacarla de la zona de peligro.

Arturo Alvarado, quien ya demostró por mucho, que su juego está conectado con la cabeza y la calidad física. Quien ha mostrado en la cancha entrega por la camiseta. Y un momento futbolístico por el que pasa que encaja perfecto con estas cualidades.

¿Qué Correcaminos vimos? Uno que no sé donde estaba, pero nos demostró lo importante, que ahí está. Tampoco es el mejor futbol del ascenso, no nos volvamos locos, pero mostro cosas interesantes, aspectos importantes que no había conjuntado y en esta ocasión le salió y bien.

Si bien la segunda parte no fue tan buena, pues es que,  hay que reconocer que el equipo que estaba enfrente, era un equipo que había mostrado regularidad durante el torneo y que al igual que nosotros con Correcaminos le aseguro, que su afición no pensó verlo así, batallar tanto y no conseguir el resultado.

Hoy  hay que darle un aplauso al equipo, al cuerpo técnico por la decisión de apostar todo, en el momento en el que era obligatorio hacerlo.

Pero, amigo lector, también hay que ser consciente que la siguiente instancia no es fácil, Enfrente habrá un San Luis que también apostará todo, estar en semifinales lo merece.

Y haciéndole la buena a Correcaminos, recordemos que del otro lado esta un Dorados que tiene un juego insistente hacia el frente, un delantero con hambre de anotar en la portería naranja, ¡que interesante sería este duelo!

Y por otro lado, el campeón del torneo pasado, Necaxa, que por sus meritos ocupa este lugar.

Ya nos adelantamos mucho, vamos a ver qué Correcaminos sale a la cancha el miércoles en el juego de ida de estas semifinales de nervios.

Por lo pronto disfrute que nuevamente el equipo de Ciudad Victoria se encuentra peleando en semifinales.

Disfrute de estos momentos, estos nervios, las emociones, los dedos cruzados, todo esto que solamente el futbol nos regala.

Twitter: @faharamercado

Comenta esta columna!