En la Línea

¿Calentura o puro cuento?

Por: , 02 de mayo de 2014

El 8 de éste recién iniciado mes de mayo cumplirá 108 años de fundado el equipo símbolo del fútbol mexicano, el cual su historia trasciende más allá de nuestras fronteras, enfundado en los colores de la bandera de Francia –que irónico, muy mexicano y exportando identidad- pues bien el Guadalajara, el cual aquí en nuestro puerto jaibo fuera bautizado como “las Chivas” por un periodista capitalino que cubriendo un partido de ellos jugado en el “Tamaulipas” apuntó en su crónica: el Guadalajara en vez de correr, se la pasaron brincando en cada jugada como chivas.

Hoy en día se mete en una de las polémicas que sin duda me anticipo apreciable lector ya es la “del Año”; la acusación de Jorge Vergara (dueño del club tapatío) señalando que cesó como técnico de su equipo a Ricardo La Volpe por “conducta inapropiada” con una empleada del Guadalajara. Simplemente es vergonzosa la forma en que se envuelven apareciendo en los medios de comunicación y arrastrando o enlodando el historial de los rojiblancos; ¿es necesaria esta publicidad? ¿Qué tan cierto será esto? ¿No hay nada entre telones?  ¿Quién dice la verdad? ¿Cual conciencia de Vergara, La Volpe y Belén Coronado estará tranquila consigo mismo?

Cuando se debe estar hablando de los juegos de Ida y lo que esperamos en la Vuelta de la liguilla, el armado de la selección mexicana rumbo a Brasil, simplemente han quedado de lado cuando el morbo está vendiendo a todo lo que da. Ahora resulta que Ricardo La Volpe fue a constatar si la podóloga del equipo utilizaba árnica para atender la circulación en las piernas y el tipo de masaje que brindaba a los jugadores, los cuales reconoció masajeaba hasta las rodillas.

Señalando que él no toleraría ese tipo de masajes a sus futbolistas, es más Jorge Vergara Madrigal ya incluso señaló que el propio ex técnico de la selección nacional ofreció disculpas a la dama en cuestión; pero ello no fue  negado por el bigotón argentino.

De plano, éstas polémicas en nada favorecen la imagen del balompié azteca seguramente en el exterior deben estar sorprendidos de que un personaje de la talla de La Volpe y el propio club Guadalajara estén metidos en la novela de “¿El bigotudo quiso con la masajista? ¿Vergara no estará pretextando esta lamentable situación para correrlo sin explicaciones? ¿La masajista sólo quiso cortarle las uñas de los pies?

Pero lo más importante, ¿y el Guadalajara? ¿Sus refuerzos? ¿Ya analizaron que el próximo año si continúan jugando tan mal como lo han hecho en los últimos torneos, podríamos verlos jugando en la Primera “A”?

Es el punto más importante que debe tener ocupado a la directiva de las Chivas y vea usted apreciable lector, se alejan de lo principal; lo siento por quienes son verdaderos aficionados al conjunto tapatío quienes quizás no desean ser blanco de comentarios burlones o mordaces a partir del Clausura 14 cuando se jueguen la categoría.

Sin duda que para el bien del fútbol mexicano y sobretodo del conocimiento de la sociedad en general, que ésta “tara novela”  sea aclarada y quienes tengan que pagar los platos rotos lo hagan; un “disculpe usted” no es suficiente sea quien sea de las partes en conflicto.

Por lo pronto el Guadalajara sigue vigente en los medios de comunicación a pesar de estar eliminados en la liguilla, pero que fea forma de estar frente a los reflectores, en cuanto a Ricardo La Volpe su carrera por lo pronto ha sido manchada y mientras son peras o manzanas la mancha ahí está y más cuando son tiempos donde –afortunadamente- la mujer está desarrollando papeles importantes en la sociedad, manteniendo derechos y respeto que ya por su calidad de mujer deben ser respetados.

Y mire usted en que mes se destapa ésta cloaca, el dedicado a la “Madre”; tanto la prensa, la gente de pantalón largo de la Liga “MX” (con éste embrollo se convierte en “Muy X”) y la sociedad en general exigen que la verdad sea sacada a la luz y no se enfríe el tema ya lo balconearon pues ahora que lo aclaren.

POR HOY ES TODO, HASTA LA PROXIMA, MIENTRAS TANTO HAGA DEPORTE QUE NADA LE CUESTA.

Comenta esta columna!