En la Línea

“Baluartes que forjaron historia”

Por: , 26 de agosto de 2013

El engrandecimiento de una ciudad se basa en la riqueza de su historia, y el ámbito deportivo sin duda que revalúa la importancia de una población; como dijo nuestra querida e inolvidable Ana María Rabatté “en vida hermano, en vida” al referirse a los homenajes que deben ser útiles cuando una persona que ha destacado y le es reconocido por autoridades de su patria chica.

El comentario de ésta editorial –apreciable lector- va dirigido al recién inaugurado “espacio” para los boxeadores porteños el cual cortó el listón la alcaldesa Magdalena Peraza Guerra; un lugar que sin duda mucho tardó en hacer justicia a los “gorilitas” ya que tras sufrir y padecer por años el olvido de quienes gobernaron la ciudad y el estado, soportaron temperaturas muy calurosas, y en su momento bajas temperaturas, lluvias y un rudimentario equipo lo cual nunca fue motivo para que José Antonio Reyes popularmente conocido como “la pilinga” se esforzó por enseñar el ABC del boxeo alcanzando la gloria al ver como se alzaron con triunfos resonantes sus púgiles, varios de ellos se “gradúan” al coronarse en divisiones estatales y nacionales.

Sin duda que tiene su mérito y es muy valioso; pero “ojo” es un elemento relativamente joven en la carrera boxística, por lo que sus éxitos seguramente aumentaran ya que es un pilar importante al momento de integrarse la selección tamaulipeca de boxeo. Aquí en éste punto me pregunto ¿ quienes le antecedieron no merecían ver su nombre registrado en ese espacio?

Quizás faltó que Magda tuviese una reunión con la enorme familia boxística de Tampico les consultara al respecto y al darse el consenso la sensibilidad política hubiera permeado, dejando a todos contentos. De hecho en el ayuntamiento existe una comisión de deportes que encabeza el regidor panista Onésimo Molina, si se desconocía la historia “rica” del boxeo porteño era sencillo convocar a una reunión e inmediatamente les hubiesen propuesto nombres e integrado ¿porque no?   Hay más espacios en las unidades deportivas como Puertas Coloradas, “Borreguera” y colonia Morelos, y parque Méndez.

Sólo para recordar y rendir un merecido reconocimiento desde éste espacio a quienes en su momento y juventud, se pusieron los guantes, sudaron, padecieron las faltas de apoyos pero aún así  se entregaron fajándose en el cuadrilátero  (todos jaibos) fueron: el enorme Juan “Bombín” Padilla quien en la década de los 50’s brilló y resultó campeón nacional incluso pisó los cuadriláteros de Francia; que decir de otro grande Raúl Barceló campeón municipal, estatal, subcampeón de los “Guantes de Oro” en el D.F. entre el ’56-’57; “ojo” también oriundo de Tampico Francisco Lara Acosta cinco veces campeón nacional entre 1975 y 1980.

Don Benito Mata Martínez en los sesentas destacó en los cuadriláteros y como entrenador de selección Tamaulipas “sacó” siete campeones nacionales, Miguel Cruz peleó en el sector amateur –originario de la puntilla- incluso enfrentó al mantense  Aurelio “el Diamante Tamaulipeco” Muñiz  ; estimado lector que decir del legendario “ Baby” Arizmendi ( aunque a él su nombre ya está en el auditorio municipal)  llenó incluso las funciones de la desparecida plaza de toros “Gaona”.

Otro destacado boxeador fue Emeterio Campos nacido en la colonia Tamaulipas, quien peleó contra el “Púas” Olivares, Carlos Zárate y otros clasificados a nivel mundial, brillante también fue el oriundo del parque Méndez José Luis “Chè” González quien también intercambio golpes con Rubén Olivares.

Como nota usted la historia del pugilismo es muy rica y brillante por lo que ¿no hubiese valido la pena hacerles justicia? Y el nombre del destacado entrenador José Antonio Reyes “la pilinga” ¿ponérselo a otro módulo? Es sólo una pregunta sincera y sólo con el afán de rescatar a quienes dieron sus mejores años, pasión y entrega a su deporte enarbolando la bandera de Tampico, Tamaulipas y claro México…….URGE JUSTICIA A  HISTÒRICOS.

POR HOY ES TODO, HASTA LA PROXIMA, MIENTRAS TANTO HAGA DEPORTE QUE NADA LE CUESTA.

Comenta esta columna!